Sábado, 25 Setiembre, 2021


Declaran infundado pedido de prisión preventiva a Keiko Fujimori

ANDINA  Juan Carlos Guzmán ANDINA Juan Carlos Guzmán
Alejandro Castrejon | Junio 22, 2021, 12:29

En caso que la candidata de Fuerza Popular vuelva a romper las restricciones a las que está sujeta, se le dictará prisión preventiva.

También es la primera vez en Perú que un candidato presidencial finalista en un balotaje acude a una sala judicial con la posibilidad de ser encarcelado.

El juez peruano, Víctor Zúñiga Urday, declaró este lunes como infundada la solicitud de un fiscal del Ministerio Público de emitir prisión preventiva contra la excandidata ultraderechista por Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

Según dispuso el Cuarto Jurado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente Especializado en Crimen Organizado, el lunes a partir de las 15.00 hora local (20.00 GMT) se iniciará la audiencia para evaluar el pedido del fiscal José Domingo Pérez, miembro del equipo especial Lava Jato.

Fujimori enfrenta una acusación penal y un pedido de 30 años y 10 meses de cárcel por lavado de activos y otros delitos, por supuestamente recibir aportes ilícitos de la constructora brasileña Odebrecht para su campaña presidencial de 2011 y aportes de empresarios peruanos para sus campañas de 2011 y 2016. Una de esas normas era que no podía comunicarse con testigos vinculados al caso y eso es justamente lo que Pérez asegura que Fujimori infringió.

La derechista Fujimori no ha aceptado su derrota luego que, tras el conteo de todas las actas electorales durante la segunda vuelta presidencial del 6 de junio, el izquierdista Pedro Castillo terminó primero con 50,125% y 44.058 votos de ventaja.

En concreto, el fiscal se refiere al abogado Miguel Torres, a quien Fujimori presentó recientemente en una rueda de prensa como vocero político de su partido, en medio de la revuelta por las acusaciones de presunto fraude electoral en los comicios que disputó frente a Pedro Castillo.

Este domingo, la defensa de Fujimori solicitó al Poder Judicial que la audiencia se celebre de manera presencial, y no virtual como estaba previsto.

En marzo pasado, tras más de cuatro años de pesquisas, Pérez pidió la apertura de un juicio oral y una pena de 30 años y 10 meses de prisión contra la líder de Fuerza Popular por los delitos de lavado de activos, crimen organizado, obstrucción a la justicia y falsa declaración en procedimiento administrativo.

Según la investigación, que ha culminado y se está a la espera de conocer si la Justicia decide abrir juicio, Fujimori y su partido ocultaron millonarias donaciones de grandes empresas en una contabilidad ficticia donde figuraban múltiples y numerosos donantes particulares.

Fujimori pasó en prisión preventiva más de un año (octubre 2018-noviembre 2019), logró salir pocos meses tras una apelación y luego volvió a regresar por otros cinco meses en 2020.

En abril de 2020 fue liberada bajo medidas judiciales restrictivas por el riesgo de contraer covid-19 que implicaba su estancia en prisión.

Todo indica que el juicio es inevitable, y más aún después de haber resultado perdedora de la contienda electoral, pues de haber alcanzado la Presidencia la candidata habría obtenido la inmunidad judicial en calidad de Jefa del Estado.

Las autoridades electorales peruanas aún deben revisar los pedidos de nulidad impulsados por Fujimori para que puedan declarar un ganador.