Суббота, 27 Ноября, 2021


Hallan el cadáver de Olivia, una de las desaparecidas — Niñas de Tenerife

Beatriz Zimmermann y Tomás Gimeno Beatriz Zimmermann y Tomás Gimeno
Orlondo Matamoros | Июня 11, 2021, 22:36

Según el diario español El País, el cuerpo de la niña de seis años se encontraba en el fondo del mar, dentro de una bolsa atada al ancla de la embarcación del padre de las menores, Tomás Gimeno, de 37 años.

Fuentes próximas a la investigación explicaron a Efe que se han encontrado dos bolsas, en una de ellas estaba el cuerpo sin vida hallado, que podría ser de la hija mayor, Olivia, y la otra estaba vacía.

Así, una vez que se ha encontrado el cuerpo sin vida de Olivia, todos los esfuerzos se centran en localizar a su hermana y su padre. Funcionarios del gobierno nacional y regional condenaron la muerte de Olivia y mostraron su apoyo a la madre, Beatriz Zimmermann.

En estos momentos el buque se encuentra a unas tres millas náuticas del puerto de Santa Cruz de Tenerife, en la misma zona donde se produjo la última conexión con el teléfono móvil de Tomás y donde ha permanecido prácticamente desde su llegada a la isla.

Cuando el 27 de abril, Gimeno no llevó a sus hijas de vuelta con su madre por la noche a la hora acordada -luego de buscarlas presuntamente para ir a cenar-, Zimmermann llamó siete veces a su exmarido, y las respuestas recibidas fueron, leídas en retrospectiva, escalofriantes. A partir de entonces se suceden una serie de llamadas en las que Gimeno advierte a Beatriz de que no las volverá a ver nunca más.

"No puedo imaginar el dolor de la madre de las pequeñas Anna y Olivia, desaparecidas en Tenerife, ante la terrible noticia que acabamos de conocer", tuiteó la noche del jueves el presidente del gobierno, Pedro Sánchez. Mientras se espera la autopsia que determinará cómo murió, sigue la intensa búsqueda de Anna, de un año, y de Tomás Gimeno.

Como consecuencia de la desaparición, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar incoa diligencias previas por la presunta comisión de un delito de secuestro y declara la investigación bajo secreto de sumario. Los trabajos de rastreo de la Guardia Civil prosiguen en el lugar del suceso. Finalmente se comprueba que son de él. Sin embargo, en el registro del domicilio de Gimeno, los investigadores hallaron varios blísteres de medicamentos. Incluso se llegó a usar perros de la Guardia Civil especializados en la búsqueda de restos biológicos.

Desde que se produjo la desaparición de las niñas, la Guardia Civil siempre ha barajado numerosas hipótesis, entre ellas que pudiese haber huido con la ayuda de terceras personas o que los cuerpos pudieran haber sido arrojados desde la lancha y estar en el fondo del mar, pero los indicios de la policía nunca encajaron con esta posibilidad.

El buque mantiene la búsqueda en la zona, pero no se ha encontrado rastro de la otra niña ni del padre.