Domingo, 20 Junio, 2021


Prefectura bajó del colectivo a una familia y los dejó arriba del Puente Pueyrredón

Frederic intervino para que mujeres y niños que fueron bajados de un colectivo pudieran viajar Venían del hospital con su hijo, Prefectura la obligó a bajarse del colectivo y Frederic los suspendió
Orlondo Matamoros | Abril 17, 2021, 16:35

Una de las fuerzas que se encontraba trabajando sobre el Puente Pueyrredón fue la Prefectura Naval Argentina quienes hicieron bajar de un colectivo a una familia con un menor de edad dejándolos a la intemperie sin brindarles indicaciones de como volver a su casa. Todo fue registrado por las cámaras de televisión, que registraban el operativo de los prefectos sobre uno de los puntos clave del tránsito metropolitano. "Venimos del hospital y no teníamos forma de llegar a casa", contó la mujer al canal Crónica TV. La ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, se enteró de la situación a través de la televisión y llamó al retén para pedir que suspendan esos controles.

"Lo que se solicita es el Certificado Único de Circulación (CUC) y en un caso como ese corresponde hacer un llamado de atención y dejarlos seguir", explicó la funcionaria, que recorrió los operativos.

“Nosotros necesitamos que la gente no salga de su casa, salga más temprano del trabajo para que la circulación se corte a las 8 de la noche”, señaló la funcionaria.

Luego indicó que “de 8 de la noche a 6 de la mañana solo pueden circular quienes son esenciales, y eso lo define la tramitación del Certificado Único de Circulación, tanto para quienes viajen en transporte público o para quienes vayan en vehículos particulares”.

De todos modos, la ministra de seguridad aclaró que "también pueden viajar quienes tienen una urgencia", aquellos que deban "auxiliar" a un familiar, o quien deba "retornar del trabajo" y necesite un tiempo adicional.

Por último, señaló que el puesto ubicado en el Puente Pueyrredón era el primero de su “ronda de supervisión de controles”, y que había llegado al lugar “desde la zona sur del Gran Buenos Aires”, donde advirtió “una merma significativa de la cantidad de personas en vehículos particulares circulando, lo mismo en los colectivos”. A su vez, en Plaza Once las dársenas de las paradas de colectivos estaban desiertas.