Пятница, 22 Октября, 2021


Biden habló con Putin para reducir las tensiones con Ucrania

Campamento del Ejército Ruso Vista satelital de campamento del Ejército Ruso en la frontera con Ucrania
Alejandro Castrejon | Апреля 14, 2021, 16:53

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, propuso durante una llamada telefónica realizada hoy a su homólogo de Rusia, Vladímir Putin, una cumbre entre los dos líderes en un tercer país "en los próximos meses" y le solicitó que "rebaje las tensiones" con Ucrania, según comunicó la Casa Blanca.

El viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, fue citado por las agencias de noticias rusas el martes advirtiendo a los buques de guerra estadounidenses en el Mar Negro que mantuvieran su distancia, diciendo que el riesgo de incidentes no especificados era muy alto.

"Ambas partes se declararon dispuestas a continuar el diálogo en los ámbitos más importantes de la garantía de la seguridad mundial, lo que responde a los intereses no solo de Rusia y Estados Unidos, sino de toda la comunidad internacional", agregó.

De realizarse, sería la primera cumbre entre Biden y Putin, quien tuvo una con el expresidente Donald Trump en Finlandia en 2018.

Una vez en contacto directo con el nuevo zar del Kremlin, instó a este desescalar la tensión militar en la frontera con Ucrania, donde el Kremlin ha desplegado tropas y hace temer una invasión.

El despliegue se produce mientras Occidente hace sonar la alarma por lo que dice es una gran e inexplicable acumulación de fuerzas rusas cerca de la frontera oriental de Ucrania y en Crimea.

En Bruselas, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, recibió este mismo martes al canciller de Ucrania, Dmytro Kuleba, y posteriormente presidió una reunión de la comisión de enlace de la alianza militar con el país exsoviético.

El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, respondió que se trata de ejercicios militares, aclaró que durarán otras dos semanas y que son las "medidas apropiadas" decididas por Moscú en respuesta a amenazas de la OTAN, la alianza militar transatlántica.

Estas declaraciones tienen lugar luego de que la OTAN enviase este martes señales de firmeza a Moscú con el objetivo de intentar desactivar un nuevo conflicto en Ucrania.

"Rusia ya no podrá sorprender a nadie".

Blinken insistió en el respaldo de Washington a Kiev y dijo que las "aspiraciones euroatlánticas" del país se debatirán en la alianza.

Poco antes el vicecanciller ruso, Serguei Riabkov, había acusado a Estados Unidos y a la OTAN de convertir a Ucrania en un "polvorín" y responsabilizó a Washington y Bruselas por lo que pueda ocurrir.

"Si hay alguna circunstancia agravante, por supuesto que haremos todo lo posible para garantizar nuestra seguridad y la seguridad de nuestros ciudadanos, dondequiera que estén", dijo Ryabkov.

Un soldado ucraniano en posiciones de combate cerca de Donetsk, Ucrania (12.04.2021).

La última víctima elevó el número de soldados ucranianos muertos desde principios de año a 29, en comparación con 50 en todo 2020.

El jefe adjunto del gabinete presidencial ruso, Dmitri Kozak, afirmó el 8 de abril que Rusia no pretende violar la integridad territorial de Ucrania ni anexarse sus territorios, pero defendería a los habitantes de las zonas rusófonas del este de Ucrania si se produjera una masacre como la ocurrida en Srebrenica.

Según Ucrania, los separatistas rusoparlantes del este del país cuentan con 28.000 combatientes y más de 2.000 consejeros e instructores militares rusos en el territorio, que controlan también desde 2014.