Jueves, 22 Abril, 2021


El Papa instó a superar retrasos en el reparto de vacunas

"superar los retrasos en la distribución de vacunas
Frascuelo Febo | Abril 05, 2021, 07:06

"En el espíritu de un 'internacionalismo de las vacunas', insto a toda la comunidad internacional a un compromiso común para superar los retrasos en su distribución y para promover su reparto, especialmente en los países más pobres", mencionó el papa en la basílica de San Pedro.

El líder católico rezó para que "el Señor dé consuelo y sostenga las fatigas de los médicos y enfermeros" por la pandemia de la Covid- 19.

En su mensaje pascual pronunciado desde el altar de la cátedra de la Basílica de San Pedro ante un centenar de fieles, y no desde la fachada central de la Basílica Vaticana, debido a las medidas cautelares provocadas por el COVID-19, el Santo Padre recordó a los numerosos cristianos que han celebrado la Pascua por segundo año "con graves limitaciones" y, en muchos casos, "sin poder siquiera asistir a las celebraciones litúrgicas". "Todo el que sufre una dura prueba, en el cuerpo y en el espíritu, puede encontrar refugio en estas llagas y recibir a través de ellas la gracia de la esperanza que no defrauda", afirmó el Papa antes de impartir la bendición Urbi et Orbi.

Con la bendición "Urbi et Orbi" (A la ciudad y al mundo), el Papa redime a los fieles el castigo por sus pecados si ya los han admitido en la confesión o mediante la oración. "Sin embargo, y esto es escandaloso, los conflictos armados no han terminado y los arsenales militares se están fortaleciendo", dijo Francisco, sonando enojado. "Este es el escándalo de nuestros días", agregó.

Y aseguró que "el Crucificado Resucitado es consuelo para quienes han perdido el trabajo o atraviesan serias dificultades económicas y carecen de una protección social adecuada". "Que el Señor inspire la acción de las autoridades públicas para que todos, especialmente las familias más necesitadas, reciban la ayuda imprescindible para un sustento adecuado", ha urgido.

Entre sus preocupaciones, Francisco resaltó la situación de "tantos jóvenes que se han visto obligados a pasar largas temporadas sin asistir a la escuela o a la universidad, y sin poder compartir el tiempo con los amigos", un problema provocado históricamente por los conflictos armados y acentuado en todo el planeta el año pasado con la pandemia.

"Todos necesitamos experimentar relaciones humanas reales y no solo virtuales, especialmente en la edad en que se forman el carácter y la personalidad", advirtió.

"¡Todavía hay demasiadas guerras y demasiada violencia en el mundo!".

El pontífice pidió silenciar "el clamor de las armas en la querida y atormentada Siria, donde millones de personas viven actualmente en condiciones inhumanas, así como en Yemen, cuyas vicisitudes están rodeadas de un silencio ensordecedor y escandaloso, y en Libia, donde finalmente se vislumbra la salida a una década de contiendas y enfrentamientos sangrientos".

Además, aprovecho la ocasión para manifestarse "cercano a los jóvenes de todo el mundo y, en este momento, de modo particular a los de Myanmar, que están comprometidos con la democracia, haciendo oír su voz de forma pacífica, sabiendo que el odio sólo puede disiparse con el amor".

Tras renovar su pedido de "diálogo" entre israelíes y palestinos, el Papa dejó además claro una vez más su deseo "de dos Estados en paz y prosperidad" para resolver el conflicto.