Суббота, 08 Мая, 2021


Ataque al Capitolio deja policía muerto

Este es Noah Green el islamista que embistió con su coche la barrera del Capitolio y ha sido abatido por la Policía Noah Green. PD
Alejandro Castrejon | Апреля 04, 2021, 19:23

"Este ha sido un momento extremadamente difícil para la Policía del Capitolio de los Estados Unidos después de los eventos del 6 de enero y ahora los eventos que han ocurrido aquí hoy", dijo la jefa de la policía.

Murió en el hospital a causa de las heridas que sufriera durante el ataque, según un comunicado de Yogananda D. Pittman, jefa interina de la Policía del Capitolio.

Noah Green, el joven de 25 años que ayer atropelló a la Policía del Capitolio y fue posteriormente abatido por disparos de esa fuerza, se identificó previamente como seguidor del grupo radical conocido como la Nación del Islam, liderado por el polémico ministro Louis Farrakhan.

Las autoridades informaron que el sospechoso murió poco después de las 13.30.

Por el momento las autoridades estadounidense no consideran lo ocurrido como un acto relacionado con el "terrorismo" e indicaron que no existe una "amenaza en curso". "Se puede mover dentro de los edificios pero mantenerse alejado de ventanas y puertas", indicó el mensaje de la policía.

En redes sociales fueron publicados algunos videos del momento en que el conductor del vehículo es detenido en las inmediaciones del Capitolio. Debido a la Semana Santa, el edificio se encuentra vacío, sin la presencia de legisladores y senadores.

El Capitolio se encuentra fuertemente blindado desde el asalto del 6 de enero por una turba de seguidores del expresidente Donald Trump que dejó cinco muertos, aunque hace dos semanas se habían retirado parcialmente algunas de las vallas de seguridad.

La Policía del Capitolio de los Estados Unidos recibió informes de que alguien embistió con un vehículo a dos oficiales que custodiaban la entrada de vehículos en la avenida Constitución.

Parece, de hecho, más una base militar que la sede del Legislativo estadounidense.

El pasado mes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, remarcó que “la amenaza de extremismo violento doméstico, particularmente de carácter racial y por extremistas antigubernamentales, no comenzó ni culminó el 6 de enero” al señalar que “el actual ambiente de elevada seguridad en la capital es una ilustración ello”.

Docenas de coches de policía, marcados y sin marcar, se dirigieron hacia el edificio del Capitolio.

“La Guardia Nacional debería quedarse todo el tiempo que fuese necesario”, afirmó entonces en una conferencia de prensa Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes.

En declaraciones a CNN, el demócrata Adriano Espaillat se declaraba por ejemplo a favor de extender de nuevo el perímetro de protección alrededor del Congreso, al señalar que la seguridad es lo primero.