Jueves, 13 May, 2021


Alertan en Estados Unidos sobre otro asalto al Capitolio

La Policía revela un Partidarios de Donald Trump durante al asalto al Capitolio el pasado 6 de enero. Europa Press
Eduardo Anchondo | Marcha 04, 2021, 03:28

La noche del martes, el Departamento emitió otro comunicado en el que decía "estar al tanto" de información de inteligencia "relacionada con el 4 de marzo" y afirmaba haber reforzado la seguridad, sin dar más detalles.

"Hemos obtenido información de un posible complot por parte de una milicia identificada para asaltar el Capitolio el jueves 4 de marzo".

La amenaza parece estar vinculada con una campaña fantasiosa de grupos de extrema derecha, particularmente de seguidores del QAnon, de que Trump ascenderá de nuevo a la presidencia el 4 de marzo, la fecha en la que Estados Unidos solía celebrar su transición presidencial hasta 1933, cuando fue cambiada al 20 de enero.

La semana pasada, la jefa en funciones de la Policía del Capitolio, Yogananda Pittman, advirtió en una de esas audiencias de un posible plan de extremistas para volar la sede del Congreso cuando Biden pronuncie su primer discurso ante las dos Cámaras legislativas.

La policía no identificó al grupo de milicias en el comunicado del miércoles.

Nos tomamos la inteligencia en serio. "Debido a la naturaleza sensible de esta información, no podemos proporcionar detalles adicionales en este momento", concluye el mensaje.

La policía del Capitolio dice que ha aumentado la seguridad alrededor del complejo del Capitolio desde la insurrección de enero, agregando medidas de seguridad física como la cerca rematada con alambre de púas alrededor del Capitolio y miembros de la Guardia Nacional que permanecen en el complejo. Estaban preparados para una protesta y mal preparados para el motín.

La nueva alerta surge justo a un día de que el director del Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), Chris Wray, testificara ante un grupo de senadores por la violenta manifestación que se dio en el edificio que alberga al Congreso de Estados Unidos. Al menos 280 personas fueron arrestadas por estar presuntamente involucradas en el asalto al Capitolio y se han presentado cargos contra más de 300, muchos de ellos seguidores de QAnon. Murieron cinco personas, incluido un oficial de policía del Capitolio.

Twitter prohibió más de 70.000 cuentas después de los disturbios, mientras que Facebook e Instagram eliminaron publicaciones que mencionaban "detener el robo", un grito de guerra a favor de Trump utilizado para movilizar a sus partidarios en enero. Y la conservadora plataforma de redes sociales Parler, a la que muchos de los partidarios de Trump se unieron para promover falsas teorías de conspiración de fraude electoral y alentar a los amigos a "asaltar" el Capitolio el 6 de enero, fue expulsada de Internet después del asedio.

El republicano fue finalmente absuelto en el juicio político al que fue sometido acusado de delito de incitación a la insurrección.