Sábado, 25 Setiembre, 2021


Apagones se alargan mientras otra tormenta invernal se aproxima a Estados Unidos

Biden habla con gobernador de Texas tras crisis energética por nevadas Biden habla con gobernador de Texas tras crisis energética por nevadas
Alejandro Castrejon | Febrero 19, 2021, 16:15

Una tormenta invernal ha provocado bajas temperaturas y nevadas en Texas, que han generado cortes de energía eléctrica, la suspensión del suministro de agua potable y la exportación de gas natural.

Cientos de miles de residentes de la metrópolis tejana de Houston están sufriendo tanto de cortes de luz como de agua.

Se atribuye al clima la muerte de más de 30 personas, algunas de ellas dentro de sus hogares.

Una situación que preocupa a los sanitarios, debido a que los casos derivados por el temporal podrían hacer colapsar los hospitales en un momento en el que el personal sanitario continúa luchando contra la pandemia de coronavirus, que deja más de 490.000 fallecidos en Estados Unidos. Biden ha prometido actualizar la red eléctrica estadounidense para que no emita dióxido de carbono para 2035, así como aislar edificios, reparar carreteras y construir puntos de carga para vehículos eléctricos. El alcalde Sylvester Turner dijo que otros centros debieron cerrarse debido a la falta de energía. "Por favor no dejen el grifo abierto para evitar que las tuberías estallen".

Entretanto, los residentes de más de 100 condados de Texas recibieron la orden de hervir el agua para potabilizarla mientras las plantas de tratamiento siguen afectadas por cortes de energía.

David Hernández, de 38 años, pasó la noche en una iglesia de Houston con otras personas que se refugiaron allí del frío. "Los líquidos en el coche se estaban congelando, era como dormir en una hielera".

Adler pidió al gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, y a otros funcionarios estatales que brinden una mejor explicación de lo que sucedió y de lo que se hará en el futuro.

Las empresas eléctricas desde Minnesota hasta Texas y Mississippi aplicaban interrupciones rotativas de suministro a fin de adaptarse a la inusitada demanda de electricidad y calefacción. Los estragos en el sistema eléctrico son los peores en cuarenta años, dijo la directora general de Portland General Electric, sin anunciar cuándo solventarían las fallas. De acuerdo a PowerOutage, más de 2,7 millones de clientes estaban sin electricidad para la tarde del miércoles en Texas, el único de los 48 estados continentales del país que tiene su propia red eléctrica independiente.

El clima también interrumpió los sistemas de agua en varias ciudades del sur, incluyendo en Nueva Orleans y Shreveport, Luisiana, donde los camiones de bomberos de la ciudad entregaron agua a varios hospitales, y se estaba llevando agua embotellada para los pacientes y el personal de salud. El clima también afectó las tareas de vacunación contra el COVID-19 en el país.

"Estamos alentando a los gobernadores y a otros socios a extender el horario cuando puedan reabrir", manifestó. Una docena de monos, incluido una chimpancé de 58 años, murieron por las bajas temperaturas en el santuario Primarily Primates, cerca de San Antonio, informó la organización, sin electricidad desde el lunes. Texas ha perdido el 40 % de su capacidad de generación, con turbinas, pozos y tuberías de gas natural congelados. El Servicio Meteorológico Nacional dijo que una gran tormenta invernal traería lluvia helada, nieve y temperaturas "muy por debajo del promedio".

Otro huracán de 2018 que golpeó el Campo Lejeune de Carolina del Norte, donde está un tercio de los recursos de la Infantería de Marina, causó enormes daños y afectó a la instrucción en general, según concluyeron los mandos militares estadounidenses.

"Esta es una clase de tormenta diferente", dijo Kendra Clements, una de las personas en Oklahoma City que abrieron los edificios de sus empresas para cobijar a personas sin hogar, algunas de las cuales llegaron con signos de congelación, hipotermia y carámbanos en el pelo.