Sábado, 06 Marcha, 2021


Signal y Telegram disparan sus descargas en España

Beeper la plataforma de chat que reúne a WhatsApp Telegram y Signal en un solo lugar Un experto informático analiza si WhatsApp, Telegram y Signal son igual de seguras
Eloisa Felix | Enero 26, 2021, 00:02

Pero en otros casos puede ser molesto que cada día salten dos o tres notificaciones recordándonos que esas personas ya tienen Telegram.

Así lo ha detallado a Efe el doctor en Ingeniería Informática y especialista en seguridad y obtención de información en redes sociales Manuel Sánchez Rubio, ante el reciente anuncio de cambio de condiciones de uso de WhatsApp, que ha provocado una millonaria multiplicación de descargas a Telegram y Signal. Sin embargo, incluso en Telegram las conversaciones pasan primero por sus servidores, algo que no ocurre con Signal. Dicha situación causó que miles de personas decidieran cambiarse a otras apps de mensajería, que prometen 'blindar' de mejor manera la información que comparten a través de los chats de la plataforma.

Reportado El guardián, el retraso en la actualización de la política de privacidad no impide que los usuarios cambien a otras aplicaciones.

Y es que, como explica César Córcoles, investigador del grupo Technology Enhanced Knowledge and Interaction Group (TEKING) de la UOC, el hecho de que no nos afecte el cambio de condiciones no quiere decir que WhatsApp no recoja datos de sus usuarios, incluidos los europeos. Al menos, eso parecen indicar las cifras de Telegram, ya que, de los 25 millones de nuevos usuarios, el 27 % procede de Europa.

Un experto informático analiza si WhatsApp, Telegram y Signal son igual de seguras

Es la razón por la que, si unos amigos del usuario se van a Londres de vacaciones e intercambian varios mensajes con él, la aplicación podría utilizarlo para ofrecer a ese usuario publicidad que crea que le interese, por ejemplo, relacionada con unas vacaciones en Londres.

Sánchez Rubio, quien actualmente dirige el Máster en Seguridad Informática de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), ha añadido que WhatsApp ya generó un entorno de cierta desconfianza en el usuario, cuando la adquirió Facebook en 2014. Esa función tiene también otras ventajas, como no poder hacer capturas de pantalla o reenviar mensajes. La respuesta no es sencilla. Por el contrario, Signal ni siquiera estaba entre las 1.000 aplicaciones principales el 6 de enero, pero tres días después era la más descargada en el mundo.

Esta es la principal razón por la que millones de usuarios decidieron cambiar por otras opciones.

No está claro cómo continuará este episodio para la aplicación de mensajería, pero lo que sí se sabe es que su competencia está tomando cada vez más fuerza y es altamente probable que en un futuro próximo WhatsApp ya no corra sola. Esto, por ejemplo, puede llegar a pasar con el código QR de WhatsApp. "Es importante saber si el modelo de negocio de la aplicación en cuestión es la venta de datos o no", aconseja Pierre Bourdin.