Jueves, 22 Abril, 2021


Cuervo de la Torre de Londres desaparece

Reina Isabel II Reina Isabel II
Orlondo Matamoros | Enero 18, 2021, 04:03

¿Mal augurio para Inglaterra?

Las alarmas se encendieron en la Casa de Windsor al comprobar que uno de los cuervos de la Torre de Londres desapareció y se teme que haya muerto, según informaron las autoridades de la Torre.

Esta narración popular ha vuelto a inquietar a los cuidadores de esta histórica fortaleza a raíz de la desaparición de su "reina", apodada Merlina, que lleva semanas sin sobrevolar los muros. Merlina, que así se llama el ave desaparecida, es considerada un pájaro de carácter independiente y su desaparición es todo un misterio que tiene en vilo a miles de británicos por el temor de que hubiera fallecido. Es "una noticia realmente inquietante", afirmó la Torre de Londres en su página web, considerando que "su ausencia continuada indica que puede haber muerto".Según una leyenda muy arraigada, si los cuervos abandonasen la torre, el reino "se derrumbaría" y el país se vería "sumido en el caos". La desaparición de uno de los cuervos de la Torre de Londres revivió una vieja profecía que presagia "la caída de todo el imperio británico", si hay menos de seis cuervos en la fortaleza.

Desde que se unió al grupo, Merlina fue "incuestionablemente" la "reina de los cuervos", según esta institución, dependiente de los palacios reales históricos.

Si bien la amenaza del colapso de la monarquía es un mito, los responsables de la edificación enviaron un mensaje tranquilizador al pueblo británico, en el que aseguran que en la actualidad hay siete cuervos en la Torre de Londres. Los otros cuervos de la Torre son Poppy, Erin, Jubilee, Rocky, Harris, Gripp y Georgie.

Un decreto real, supuestamente emitido por Carlos II en el siglo XVII, establece que siempre debe haber seis cuervos en la Torre, así que para garantizar que esto suceda, se les cortan algunas plumas de las alas y se mantienen uno o dos cuervos de reemplazo. Unas palabras que a buen seguro tranquilizarán a la familia real británica y a los defensores de la monarquía. El motivo de estas 'presencias' es que desde el año 1066 sirvió como una temible prisión donde fueron encerrados personajes ilustres. Hoy es una de las principales atracciones turísticas de Gran Bretaña y allí se conservan las joyas de la Corona.