Domingo, 28 Febrero, 2021


El covid será "para siempre", CEO de Moderna

El CEO de Moderna explicó que la vacuna podría tener una inmunidad de dos años El CEO de Moderna dijo que hay que aprender a vivir con el virus porque"el SARS-COV-2 no se va a
Frascuelo Febo | Enero 17, 2021, 10:41

El CEO del laboratorio estadounidense Moderna, Stéphane Bancel, aseguró que "el coronavirus estará entre nosotros para siempre" y "los funcionarios de salud tendrán que vigilar continuamente las nuevas variantes del virus".

Mientras el mundo pone sus esperanzas en las vacunas para terminar con la pandemia del coronavirus, en las últimas horas trascendió una afirmación que viene a traer un manto de desesperanza y hace pensar que quizás nunca se pueda acabar con la amenaza que comenzó hacia fines de 2019 en Wuhan, China.

Al menos según el director ejecutivo de Moderna, Stephane Bancel, fabricante de vacunas Covid-19, quien advirtió esta semana que el coronavirus estará entre nosotros "para siempre".

"El SARS-CoV-2 no desaparecerá y vamos a vivir con este virus, creemos, para siempre".

Las declaraciones del ejecutivo a cargo de la fabricación de una de las vacunas llegan en medio del rebrote que atraviesa el mundo entero con nuevas cepas y mutaciones del virus. Estas nuevas variantes del virus pueden derivar en un comportamiento más complejo del patógeno, como potenciar su contagio, ser más mortal o transformarse en más resistente ante vacunas o tratamientos contra la enfermedad Covid-19.

Pero para la mutación E484K, pesan otro tipo de sospechas.

Por su parte, los investigadores de Pfizer (NYSE:PFE) dijeron que su vacuna desarrollada con BioNTech (NASDAQ:BNTX) parecía ser efectiva contra una mutación clave en la cepa del Reino Unido, así como contra una variante encontrada en Sudáfrica.

La vacuna de Moderna fue autorizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos para su uso en personas estadounidenses mayores de 18 años, pero es necesario completar estudios adicionales en niños, cuyos sistemas inmunológicos pueden responder de forma diferente a los adultos.