Domingo, 28 Febrero, 2021


Estados Unidos pone en la 'lista negra' a Xiaomi ya petrolera Cnooc

La decisión obliga a los inversores estadounidenses a deshacerse de sus participaciones en las empresas La decisión obliga a los inversores estadounidenses a deshacerse de sus participaciones en las empresas
Frascuelo Febo | Enero 16, 2021, 21:33

La citada lista incluye a empresas consideradas por Washington como controladas por las Fuerzas Armadas chinas y, según un decreto firmado ayer por el presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, los inversores estadounidenses deberán deshacerse de sus participaciones en esas compañías.

Seguro que se te viene a la mente Huawei y el bloqueo de Estados Unidos. Sin embargo, Xiaomi es un caso diferente, como te explicamos a continuación.

Respecto a esta información y según nos cuentan en Adslzone lo primero que debemos aclarar es que en Estados Unidos existen diferentes tipos de listas negras que regulan la relación de las empresas americanas con otras empresas extranjeras.

En los últimos dos años, Estados Unidos ha incluido a otras empresas chinas en la lista de entidades, incluido Huawei, el proveedor de equipos de telecomunicaciones, y Semiconductor Manufacturing International Corporation, el fabricante de chips.

Xiaomi, que superó a Apple al convertirse en 2020 en el tercer fabricante mundial de teléfonos inteligentes, es una de las nueve empresas chinas que figura en esta lista negra, por sus supuestos vínculos con el ejército chino.

Por ejemplo, una de las prohibiciones que se aplicaría obligaría a los inversores estadounidenses a retirar el apoyo financiero a Xiaomi, en un plazo máximo que se extiende hasta el 11 de noviembre de 2021.

Esto significa que Google se verá obligado a cortar su relación comercial con Xiaomi, por lo que la empresa ya no podrá utilizar los servicios móviles de Google y tendrá que apostar por Android AOSP, la versión de código abierto que distribuye la compañía de Mountain View.

Por supuesto, las acciones de la empresa cayeron un 10,3 % en La Bolsa de Valores de Hong Kong, China, después del anuncio, informó Financial Times.

La Compañía ha cumplido con la ley y ha operado de conformidad con las leyes y reglamentos pertinentes de las jurisdicciones en las que realiza sus negocios. La Compañía confirma que no es propiedad, controlada o afiliada con el ejército chino, y no es una "Compañía Militar China Comunista" definida bajo el NDAA. La Compañía tomará las medidas adecuadas para proteger los intereses de la Compañía y sus accionistas.

La Compañía está revisando las posibles consecuencias de esto para tener una comprensión más completa de su impacto en el Grupo.