Jueves, 21 Enero, 2021


Alarma en Dinamarca por los "visones zombis"

Los cuerpos de los visones sacrificados para prevenir un brote de COVID-19 están emergiendo de la tierra en Dinamarca Entre lágrimas, la primera ministra danesa se disculpó por la matanza de visones por el coronavirus
Orlondo Matamoros | Noviembre 28, 2020, 02:28

El ministerio de Medioambiente y de Agricultura afirmó que los visones están enterrados a entre un metro y medio y dos metros.

Dinamarca fue el mayor exportador mundial de piel de visón, con un estimado de 15-17 millones de visones.

Según publicó la televisión pública de Dinamarca (DR) la reaparición de los cadáveres es "un problema temporal ligado al proceso de descomposición de los animales". También criticó a las autoridades por enterrar a los animales en su municipio, sin solicitar primero el consentimiento.

Fotos y videos de los cuerpos emergentes han provocado reacciones en redes sociales en Dinamarca; un usuario de Twitter calificó el 2020 como "el año del visón asesino mutante zombi" y otro pidió a la población que "corra".

El gas en sus cuerpos ahora está causando que el visón suba a la superficie, avivando los temores de contaminación.

Recientemente en Dinamarca las autoridades tomaron la decisión de sacrificar más de 15.000.000 de visones, debido a que se descubrió que este animal provocaba una mutación en el Covid 19 que podía afectar al ser humano.

Los animales, sacrificados a principios de este mes después de que Dinamarca descubriera en ellos la presencia de una mutación del coronavirus que podría propagarse a los humanos y frustrar los esfuerzos globales en el desarrollo de una vacuna, ahora comenzaron a descomponerse.

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, se disculpó el martes y admitió que no había base legal para un sacrificio masivo de visones después de que se encontró una versión mutada del coronavirus en los animales. La lista de errores, como presuntos actos de crueldad debido a la naturaleza apresurada de la matanza, ha enojado incluso a miembros del propio partido Social Demócrata de Frederiksen.

Frederiksen visitó hoy una granja de cría de visones en la ciudad de Kolding, donde todos los animales habían sido sacrificados pese a estar sanos. Visiblemente emocionada, se detuvo varias veces para secarse las lágrimas, y enfatizó que es importante recordar que la culpa no corresponde a los criadores: "Es a causa del coronavirus, y espero que pueda haber una pequeña luz al final del túnel para los criadores de visones daneses en estos momentos". Fueron enterrados en fosas.