Viernes, 27 Noviembre, 2020


La FDA aprobó el uso de un antiartrítico junto al remdesivir — Coronavirus

Signage is seen outside of the Food and Drug Administration headquarters in White Oak Maryland U.S Sede de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos, en White Oak Maryland
Frascuelo Febo | Noviembre 22, 2020, 06:22

El baricitinib, hecho principalmente para la artritis reumatoide, puede bloquear la entrada viral y reducir la mortalidad en las personas con la COVID-19 que hayan pasado de un estado moderado a grave.

El uso del medicamento baricitinib, fabricado por el laboratorio Eli Lilly, fue aprobado por las autoridades de los Estados Unidos para ser utilizado como tratamiento para pacientes con el virus de la COVID-19 en caso de emergencia.

Eli Lilly, con sede en Indianápolis, comercializa el baricitinib como Olumiant para tratar la artritis reumatoide, que es la forma menos común de artritis y se presenta cuando el sistema inmunológico ataca las articulaciones, causando inflamación.

El ensayo tuvo a 1.000 pacientes asignados aleatoriamente, y mostró una reducción de aproximadamente un día en el promedio del tiempo de recuperación para los pacientes tratados con la combinación frente a los tratados sólo con Remdesivir.

La combinación de medicamentos serviría para adultos y niños mayores de dos años sospechosos o confirmados de coronavirus que necesiten oxígeno.

En Estados Unidos, baricitinib en monoterapia no se aprobó por la FDA para el tratamiento de la Covid-19, y la eficacia, seguridad y duración óptima del tratamiento con baricitinib en monoterapia para la Covid-19 no se determinó.

"Baricitinib estará autorizado solo mientras dure la declaración de que existen circunstancias que justifiquen la autorización del uso de emergencia", explica el comunicado publicada por la Administración de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés).

La agencia reguladora de medicamentos aclaró también que será necesario esperar los resultados finales de otros estudios que se están realizando para confirmar la efectividad del fármaco.

A dicha conclusión llegaron los expertos estadounidenses luego del análisis de un ensayo clínico de pacientes hospitalizados, patrocinado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIH).