Jueves, 21 Enero, 2021


El papa asevera que la pandemia multiplicó las injusticias en América Latina

Crédito Imagen ilustrativa Mensaje del Papa Francisco por las elecciones: no usen la pandemia como \"herramienta electoral\"
Orlondo Matamoros | Noviembre 22, 2020, 10:55

El Papa resalta luego cuánto la profundidad de la crisis reclame proporcionalmente "la altura" de la clase política- dirigente, para que sea "capaz de levantar la mirada y dirigir y orientar las legítimas diferencias en la búsqueda de soluciones viables para nuestros pueblos".

El Papa ha hecho estas declaraciones en un videomensaje a la conferencia virtual organizada por la Pontificia Comisión para América Latina, la Pontificia Academia de Ciencias Sociales y el Consejo Episcopal Latinoamericano sobre los distintos escenarios que está dibujando la pandemia en América Latina.

En un mensaje a los participantes en el seminario virtual "América Latina: Iglesia, Papa Francisco y los escenarios de la pandemia", el sumo pontífice indicó que a las desigualdades y la discriminación se suman las difíciles condiciones en las que se encuentran los enfermos, y muchas familias, quienes atraviesan tiempos de incertidumbre y sufren situaciones de injusticia social.

El papa Francisco insistió en que "la pandemia ha dejado ver lo mejor y lo peor" de las personas y los pueblos y que por eso ahora, más que nunca, es necesario retomar la conciencia de pertenencia común. "No lo digo como diciendo dar la limosna a los más excluidos, o como un gesto de beneficencia, no, sino como clave hermenéutica".

"¿Todos tienen techo seguro? ¿Todos tienen acceso al agua? ¿Tienen recursos para higienizarse y desinfectar los ambientes? ¿Tienen trabajo estable?", se preguntó Francisco, que no dudó en denunciar cómo la pandemia hizo aún más visible nuestras vulnerabilidades preexistentes". "Y esta quizás es la primera depuración del pensamiento que tenemos que hacer", explicó.

"El Papa se manifiesta sobre aquellos que además de sufrir el embate de la pandemia, ven con tristeza que el ecosistema de su entorno está en serio peligro por los incendios forestales que destruyen extensas zonas como el pantanal, la amazonia", que son "el pulmón de América Latina y del mundo". "Sabemos que junto con la pandemia del Covid-19, existen otros malestares sociales -la falta de techo, la falta de tierra y la falta de trabajo, las famosas tres 'T'- que marcan como el nivel y estos requieren una respuesta generosa y una atención inmediata".

"Somos conscientes de que los efectos devastadores de la pandemia los seguiremos viviendo por mucho tiempo, sobre todo en nuestras economías, que requieren atención solidaria y propuestas creativas para alivianar el peso de la crisis", apuntó.

"Ante este sombrío panorama, los pueblos latinoamericanos nos enseñan que son pueblos con alma que supieron enfrentar con valentía las crisis y supieron engendrar voces que gritando en el desierto allanaron los caminos del Señor (cf. Mc 1,3)".

Antes de su llamado a la Virgen de Guadalupe, el Sumo Pontífice argentino invitó a políticos de América Latina a no utilizar la pandemia del COVID-19 como "herramienta electoral" ni "el desprestigio del otro, que lo único que logra es dinamitar las posibilidades de encontrar acuerdos que ayuden a aliviar en nuestras comunidades, principalmente en los más excluidos, los efectos de la pandemia". De esta crisis, como lo han testimoniado "tantas hermanas y hermanos nuestros en la entrega cotidiana de su vida y en las iniciativas que el Pueblo de Dios fue generando", "podemos salir mejores" reitera. "¿Quién paga ese proceso de desprestigio?", se preguntó, para afirmar que "lo paga el pueblo, progresamos en el desprestigio del otro a costa de los más pobres, a costa del pueblo". Que la crisis, lejos de separarnos, nos ayude a recuperar y valorar la conciencia de ese mestizaje común que nos hermana y nos vuelve hijos de un mismo Padre.

Para concluir, el Papa destacó que "nos hará bien recordar que la unidad es superior al conflicto".