Viernes, 27 Noviembre, 2020


Afrodescendiente muere en Brasil tras recibir golpiza de guardas de un supermercado

João Alberto Silveira Freitas Agentes de seguridad mataron a golpes a un afrobrasileño
Orlondo Matamoros | Noviembre 22, 2020, 18:54

Este sábado se llevó a cabo en Porto Alegre, Brasil, el funeral de Joao Alberto Silveira Freitas, un hombre afrodescendiente que murió tras ser brutalmente golpeado por guardias de seguridad blancos en un supermercado.

Productos se queman en un supermercado de Carrefour en Sao Paulo, Brasil, el 20 de noviembre de 2020, en el Día de la Conciencia Negra después de que los manifestantes invadieran el lugar durante una protesta contra el racismo por la muerte de un hombre negro que fue golpeado por agentes de seguridad blancos en un supermercado de la misma cadena en Porto Alegre y que posteriormente falleció.

Su vicepresidente, Hamilton Mourao, dijo que el asesinato "lamentable" fue obra de "un agente de seguridad nada preparado para la actividad" y negó que se tratara de un hecho racista.

"Quienes instan al pueblo a la discordia, fabricando y promoviendo conflictos, atentan no solamente contra la nación, pero contra nuestra propia historia", escribió el mandatario en Twitter. "La deshumanización del pueblo negro en Brasil es evidente", dijo a Efe Alexandra Tulani, de 38 años.

"Queremos tener el derecho de existir".

Los afrodescendientes sufren elevados índices de violencia policial y callejera, pobreza y marginación social. Un hombre negro fue asesinado. "Esto es algo que tiene que acabar y tiene que acabar ya".

Alexander Bompard, director ejecutivo del grupo de supermercados Carrefour, con sede en Francia, tuiteó el viernes que las imágenes del video son "insoportables" y anunció que iría más allá de las medidas "insuficientes" adoptadas por la filial de la compañía en Brasil. Asimismo, se programaron manifestaciones en Sao Paulo y Río de Janeiro.

Mientras marchaban por las calles paulistas, los manifestantes sostenían pancartas en las que se leía "Justicia por Joao Alberto", "Vidas negras importan" o "Carrefour tiene las manos sucias de sangre negra". Las protestas se multiplicaron en todo el país y algunas tuvieron un desenlace violento.

"En una única familia brasileña podemos contemplar una diversidad mayor que en países enteros y fue la esencia de este pueblo la que conquistó la simpatía del mundo", agregó Bolsonaro, quien no mencionó la muerte de Joao Alberto Silveira Freitas de cuarenta años, ocurrida en la víspera del Día de la Conciencia Negra.

En vídeos y fotos que circulan en las redes, es posible ver cuando los dos vigilantes sostienen a la víctima y le proporcionan reiterados golpes, patadas y estrangulaciones.

Un presunto caso de racismo ha desatado la furia en Brasil.

La policía dispersó con gases y bombas de estruendo una protesta que se desarrollaba frente al supermercado donde ocurrió la muerte en Porto Alegre (Rio Grande do Sul, sur), según mostró la televisión local. Ni siquiera el día de la Conciencia Negra.

El sábado, al inicio de su discurso en la virtual cumbre del G20, el presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro volvió a ignorar los graves problemas de racismo estructural que azotan a Brasil.

Según el "Atlas de violencia" publicado en agosto pasado, el número de asesinatos de negros aumentó 11,5% entre 2008 y 2018, mientras entre los no negros disminuyó 12,9%. Eso es una cosa que quieren importar aquí a Brasil.

"Como hombre y como presidente, veo a todos del mismo color: verde y amarillo [los colores de la bandera de Brasil]", dijo, reiterando los comentarios publicados en Twitter el día anterior, cuando afirmó que era "daltónico".