Miércoles, 25 Noviembre, 2020


Quadratín: El Congo declara el fin de su undécimo brote de ébola

El Congo declara el fin del brote de Ébola y busca aplicar lo aprendido contra la COVID-19 La OMS decreta el fin del brote de ébola en el noroeste de la RD del Congo | Diario El Mercurio
Orlondo Matamoros | Noviembre 21, 2020, 19:54

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el final del brote el día de ayer, al haber pasado 42 días desde que el último caso confirmado dio negativo.

El brote en el oeste del Congo se produjo poco antes del final oficial, el 25 de junio, del segundo brote de ébola más mortífero de la historia, que mató a 2.280 personas en casi dos años, en el este del país.

La epidemia del Ébola, que afectó a la provincia de Ecuador y es la undécima que sufre la RDC, causó 130 casos (119 confirmados y 11 probables), 55 muertes y 75 contagios que se curaron, informó la oficina regional para África de la OMS en un comunicado. Las dos cepas no estaban relacionadas, dijeron las autoridades.

"La 11ma epidemia del virus del ébola ha tenido la particularidad de expandirse mucho más a zonas fluviales y lacustres", indicó el ministro el miércoles. "Esto supuso un gran desafío logístico en términos de implementar actividades de respuesta en un sistema de salud ya debilitado por epidemias anteriores y una débil participación de la comunidad".

Las autoridades sanitarias, sin embargo, pudieron vacunar a más de 40.000 personas.

Longondo pidió a la población que siguiera alerta y mantuviera las medidas de higiene "para impedir la reaparición del ébola, pero también para evitar la expansión del coronavirus que está asolando el país".

Es el quinto brote identificado en la provincia de Equateur, señaló, añadiendo que la vigilancia contra epidemias en la región debe reforzarse. Algo más de cinco meses necesitó la OMS para frenar la epidemia en el país africano.

La agencia de salud de Naciones Unidas elogió la gestión del nuevo brote.

"Superar uno de los patógenos más peligrosos del mundo en comunidades remotas y de difícil acceso demuestra lo que es posible cuando la ciencia y la solidaridad se unen", afirmó la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

"La tecnología utilizada para mantener la vacuna contra el ébola a temperaturas extremadamente frías será útil cuando se lleve una vacuna contra la COVID-19 a África", recalcó Moeti.

"Abordar el ébola en paralelo a la COVID-19 no ha sido fácil, pero gran parte de la experiencia que hemos adquirido en una enfermedad se puede transferir a otra y subraya la importancia de invertir en la preparación para emergencias y la creación de capacidad local", agregó la doctora botsuanesa.

"Reducir el ébola a cero es un logro enorme, pero ahora nos enfrentamos a nuestro siguiente desafío: mantenerlo así. Nuestros equipos de Cruz Roja en RDC combaten el COVID-19 en un entorno humanitario y de seguridad complejo", dijo. Este no es el momento de ser complaciente: "el mundo no puede permitirse un resurgimiento del ébola en la República Democrática del Congo ".