Sábado, 25 Setiembre, 2021


El demencial descargo de Martín Cirio: "Están haciendo una carnicería conmigo"

Crédito Gentileza El demencial descargo de Martín Cirio: "Están haciendo una carnicería conmigo"
Eduardo Anchondo | Noviembre 20, 2020, 08:56

"El flaco que tiene que revisar los 89 pendrives de Martín Cirio", "Si estás teniendo un mal día pensá que algún o algunos canas van a tener que revisar 89 pendrives de Martín Cirio", "Buen noches para vos que no sos el pibe que tiene que ver los 89 pendrives", fueron algunos de los sarcásticos comentarios. Se realizó el primer allanamiento, y se secuestraron 2 computadoras, 3 teléfonos celulares y 89 unidades de almacenamiento”, explicó Sarubbi Benítez, y alabó el proceder de la Fiscalía número 29. "Comenzaron a trabajar ni bien recibida la denuncia, pidieron el secreto de sumario y el allanamiento que fue realizado el 2 de noviembre a cargo de Ciberdelitos contra la Infancia, Niñez y Adolescencia", agregó en otro tweet.

Tras las duras críticas recibidas en la red social por su denuncia, el letrado decidió exhibir los documentos que acreditan el procedimiento y deslizó una dura crítica hacia sus detractores. "La militancia de la pedofilia niega la realidad misma".

Según el abogado Alejandro Sarubbi, Cirio está siendo investigado por un fiscal por una denuncia que le propinó una víctima de pedofilia luego de que se dieran a conocer tuits de La Faraona bromeando sobre ese delito.

"Solo en sociedades muy enfermas proliferan personajes como el imputado Martín Cirio y sus seguidores", sentenció.

"Lo que escribí en esos tuits es nefasto, no importa si se escribió hoy o en 2010". Por supuesto lo escribí yo, no estoy sacándome la culpa de eso, pero dije 'esto es horrible'.

"Juegan con esta desventaja que tengo de que no puedo hablar mientras ellos sí pueden decir cualquier cosa, pueden llenar todo de mentiras", aseguró el influencer de 36 años de edad.

"Eso fue siempre así, pero peor era antes".

No obstante, remarcó que una broma no lo "convierte en pedófilo", sino en "un pelotudo, en un insensible, en un montón de cosas", aunque señaló que esas publicaciones las hizo en una red social a la que calificó como "la cloaca de internet", donde "siempre se premia al más picante, al más ácido, al más políticamente incorrecto". La realidad es que es algo que a mí nunca me tocó de cerca, nunca lo sufrí yo.

Y apuntó: "Yo por ahora no puedo hablar, pero cuando hable y cuente todo lo que me está pasando".