Viernes, 27 Noviembre, 2020


Lagarde dice que la recuperación económica de la eurozona pierde dinamismo

La presidenta del BCE Christine Lagarde y el vicepresidente Luis de Guindos El BCE mantiene sin cambios los tipos de interés y las compras de activos
Frascuelo Febo | Octubre 29, 2020, 22:07

El BCE podría decidir en diciembre aumentar las compras de deuda, bajar los tipos de interés o inyectar más liquidez, en caso necesario, porque el rebrote de coronavirus es una amenaza para el crecimiento.

La recuperación de la economía de la zona euro está perdiendo impulso de manera más intensa de lo que se esperaba ante el impacto de la nueva oleada de contagios y la incertidumbre por la imposición de nuevas restricciones, según ha reconocido la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, que ha aplazado la posible reacción de la entidad hasta su reunión de diciembre. Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Lagarde añadió que la actividad del sector servicios se ralentiza y que los consumidores son muy cautelosos, pero consideró que no hay riesgo de deflación en la zona del euro.

Es probable que la conferencia de prensa de Christine Lagarde, presidenta del BCE, a las 13:30 GMT, se centre en el rápido deterioro de las perspectivas, y los economistas esperan que la mandataria proporcione indicios claros de que se avecinan más estímulos. Asimismo, "la nueva ronda de proyecciones macroeconómicas elaboradas por los expertos del Eurosistema en diciembre permitirá una reevaluación exhaustiva de las perspectivas económicas y el equilibrio de riesgos".

De acuerdo a estas nuevas proyecciones, "el Consejo de Gobierno recalibrará sus instrumentos, si es apropiado, para responder a la situación y asegurar que las condiciones de financiación permanecen favorables para apoyar la recuperación económica y contrarrestar el impacto negativo de la pandemia en la senda de la inflación". Los equipos del BCE, añadió, trabajan en esta recalibración de los instrumentos, de todos ellos. "Sobre la base de esta evaluación actualizada, el Consejo de Gobierno ajustará sus instrumentos, según proceda", apostilla el comunicado.

El Consejo de Gobierno del BCE dijo que continuará sus compras en el marco del programa de compras de emergencia por la pandemia con una asignación total de 1.350 millones de euros (1.580 millones de dólares), así como su programa regular de compra de activos.

Lagarde hizo hincapié en que van a utilizar la flexibilidad que les ofrece el programa de compras de deuda para afrontar la pandemia. Sus compras netas se realizarán hasta junio de 2021 y las reinversiones de la deuda que venza se producirán hasta finales de 2022. Con las compras de deuda, el BCE contribuye a que bajen los tipos de interés y también descarga a los bancos de parte de la deuda que tienen en sus balances.

La presidenta del BCE manifestó su satisfacción por que en esta crisis la política fiscal y la política monetaria han actuado juntas. Grecia, Irlanda y Portugal fueron rescatados y España recibió asistencia financiera para apoyar a sus bancos a cambio de aprobar medidas económicas severas.