Viernes, 26 Febrero, 2021


El papa advierte de la "catástrofe educativa" que ha generado la pandemia

Papa pide un Papa pide un "pacto mundial" frente a la actual "catástrofe educativa"
Orlondo Matamoros | Octubre 19, 2020, 16:16

En su video mensaje, el Santo Padre explica que, al invitarlo a iniciar este camino de preparación, participación y planificación de un pacto educativo global, "nunca pudimos imaginar la situación en la que se desarrollaría", ya que "el Covid-19 aceleró y amplió muchas de las emergencias y urgencias que estábamos experimentando y reveló muchas otras".

Al centrarse en el tema educativo, el Papa recuerda que, según los datos, se habla de una "catástrofe educativa" ante "los aproximadamente diez millones de niños que podrían verse obligados a abandonar la escuela debido a la crisis económica generada por el coronavirus, aumentando una brecha educativa ya alarmante -con más de 250 millones de niños en edad escolar excluidos de cualquier actividad educativa-".

En el vídeo, Pontif destaca que esta situación "debe revertir el modelo de desarrollo", sensibilizando sobre cómo crecemos como sociedades, economías y humanidad. La educación, por tanto, se propone como el antídoto natural de la cultura individualista, que a veces degenera en un verdadero culto al yo y en la primacía de la indiferencia. Nuestro futuro no puede ser división, empobrecimiento de las facultades de pensamiento e imaginación, de escucha, de diálogo y de comprensión mutua. Este no puede ser nuestro futuro.

Francisco abogó por "un nuevo periodo de compromiso educativo, que involucre a todos los componentes de la sociedad".

En este sentido, Francisco "se refiere a un camino compartido en el que no se deja indiferente la ocurrencia de violencia y maltrato infantil, la ocurrencia de amantes y niños soldados, y la venta y venta de niños esclavizados".

Y lanzó su llamamiento también a los hombres y las mujeres de la cultura, la ciencia y del deporte; a los artistas, a los operadores de los medios de comunicación para que "con su testimonio y su trabajo, se hagan promotores de los valores de la paz, la justicia, la bondad, la belleza, la acogida del otro y la fraternidad".

"No debemos esperar todo de quienes nos gestionan, será pueril" - afirma Pope - "Gozamos de una responsabilidad capaz de iniciar y generar nuevos procesos y nuevos cambios".

El pacto prevé que se ayude a los jóvenes "a dar valor a su dignidad para hacer sobresalir su propia especificidad, su belleza, su singularidad y, al mismo tiempo, su capacidad de relacionarse con los demás, rechazando esos estilos de vida que favorecen la difusión de la cultura del descarte".

Entre los ejes del pacto, Jorge Bergoglio propuso "escuchar la voz de los niños, adolescentes y jóvenes a quienes transmitimos valores y conocimientos, para construir juntos un futuro de justicia y de paz, una vida digna para cada persona".

Además, se refirió a "fomentar la plena participación de las niñas y de las jóvenes en la educación" y a "tener a la familia como primera e indispensable educadora".

Para Francisco, otro de los puntos del pacto educativo es "educar y educarnos para acoger, abriéndonos a los más vulnerables y marginados", según señaló en su intervención, televisada en streaming por la Santa Sede.

En el último punto de mensaje, el Papa llamó a "salvaguardar y cultivar nuestra casa común, protegiéndola de la explotación de sus recursos, adoptando estilos de vida más sobrios y buscando el aprovechamiento integral de las energías renovables y respetuosas del entorno humano y natural, siguiendo los principios de subsidiariedad y solidaridad y de la economía circular". Y el Papa lo hace pidiendo el compromiso de cada uno de cambiar de mentalidad para construir verdaderamente una sociedad de armonía, porque la educación es el camino a todo cambio.

Para ello, en este proceso, un punto de referencia promete ser una "doctrina social" que se inspira en la revelación y las enseñanzas de la humanidad cristiana; Se proporciona una plataforma sólida y una forma de vida para encontrar los caminos a seguir en la situación de emergencia actual.