Domingo, 20 Junio, 2021


Salvador Illa: "El próximo verano tendremos una vida mucho más normal"

Aficionados españoles en el Ucrania-España en Kiev Aficionados españoles en el Ucrania-España en Kiev. EFE
Eduardo Anchondo | Octubre 16, 2020, 14:12

El Ministro de Sanidad se ha mostrado contrario a la idea de volver a permitir el paso de los espectadores a la grada: "La entrada de gente a los campos de fútbol, ahora mismo, es prescindible".

"Tenemos que llegar en las mejores condicione posibles, actuando con prudencia", ha pedido el ministro, que ha dicho que también depende de cómo se realicen los encuentros familiares y si se hacen con distancia y medidas de seguridad, al ser preguntado por el límite de reuniones de seis personas.

El ministro ha asegurado en RAC1 que "combatiremos comunicativamente a los que lancen mensajes engañosos" y será muy beligerante y contundente con los negacionistas y los 'antivacunas', porque considera que no tienen razón y perjudican a la sociedad. El Ministerio de Sanidad ha firmado ya tres contratos y tiene previsto disponer de 30 millones de dosis para diciembre.

"El próximo verano tendremos una vida mucho más normal" ha aseverado Illa, quien al tiempo ha señalado que hasta entonces "no sacrificaremos ningún criterio de seguridad". Eso sí, el ministro ha abierto una puerta a la esperanza, al asegurar que las primeras dosis de la vacuna llegarán a España entre finales de este año y principios del siguiente.

En este sentido, ha afirmado que su distribución se decidirá con criterios "de equidad y proporcionalidad" y se tendrá en cuenta especialmente a personas que están en riesgo. "Hay gente que dice que no les debemos vacunar. Cuando hay vida por medio, no". "El contexto europeo es muy preocupante, el virus está entre nosotros y nos lo hemos de tomar en serio".

Ha descartado un confinamiento como el de la primera ola de Covid-19, y ha apuntado a medidas periódicas para cortar el contagio o "mantenerlo en niveles razonables", aunque ha reconocido que esto comporta sacrificio, pero él apoyará lo que decidan los responsables sanitarios de las comunidades autónomas. "Tenemos que tener la mentalidad de que estamos en una carrera de fondo", ha argumentado.

Preguntado por las acusaciones de que la aplicación del estado de alarma en Madrid es una decisión política, Illa ha asegurado: "Eso es un ruido que han creado".

La alta velocidad de transmisión del coronavirus, con más de 13.000 nuevos casos notificados este jueves, sigue propiciando restricciones, como el cierre desde este viernes y durante 15 días de bares y restaurantes en Cataluña, y confinamientos perimetrales, como el de Madrid, decretado hace una semana, así como el confinamiento perimetral de Salamanca a partir del sábado, según informa el diario digital 20minutos.