Суббота, 08 Мая, 2021


Facebook prohíbe los anuncios que desmotiven a vacunarse en plena pandemia

Estudio revela que los niños son presa fácil de las redes sociales Facebook prohíbe los anuncios que desalienten al público a vacunarse
Orlondo Matamoros | Октября 16, 2020, 21:11

Así que cualquier publicidad que contribuya a la desinformación sobre las vacunas o desaliente a las personas a vacunarse, estarán prohibidas.

Por ejemplo, promueve artículos que desacreditan la información falsa sobre el coronavirus, y prohíbe lo que considera información errónea "peligrosa", llegando incluso a eliminar algunas publicaciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, en virtud de esta política.

Facebook ha anunciado este martes la prohibición a nivel mundial de los anuncios que desalienten la vacunación, así como el lanzamiento de campañas para "aumentar las tasas de inmunización", como parte de su "continua labor de apoyo a los esfuerzos de vacunación".

Las reglas anteriores de Facebook prohibían los anuncios que contenían información errónea sobre vacunas o engaños identificados por las principales organizaciones de salud, pero permitían anuncios que se oponían a las vacunas si no contenían afirmaciones falsas. "Ahora bien, si un anuncio explícitamente desalienta a alguien de vacunarse, lo rechazaremos", indicaron en el blog oficial.

Según Facebook la idea es seguir permitiendo un debate sobre cómo cada Gobierno debe gestionar sus programas de vacunación.

Jason Hirsch, gerente de políticas públicas de Facebook, afirmó a la agencia Reuters que la compañía cree que los usuarios podrán "expresar sus opiniones personales" y que una censura más agresiva podría empujar a las personas que dudan sobre la eficacia y confiabilidad de estos antivirales hacia el "campo antivacunas".

La pandemia del coronavirus "ha puesto de relieve la importancia de los comportamientos de salud preventiva", y aunque los expertos señalan que una vacuna contra el COVID-19 no estará disponible "por algún tiempo", hay medidas que se pueden tomar para mantenerse seguros, como "recibir la vacuna contra la gripe estacional".

Los gigantes de la tecnología, por su parte, han sido regularmente acusados de permitir que florecieran los movimientos anti-vacunas en sus plataformas.

Estados Unidos ya ha ordenado millones de dosis de las vacunas en las que trabajan los laboratorios Pfizer y Moderna, pero también las de AstraZeneca, Johnson & Johnson, Novavax y Sanofi con el objetivo de asegurar la rápida entrega de quienes logren desarrollarlas primero.