Суббота, 27 Ноября, 2021


La próxima reunión entre Líbano e Israel será el 28 de octubre

Un soldado libanés custodia una fragata en el puerto internacional de Beirut Líbano. EFE  Joseph Barrak /Archivo Un soldado libanés custodia una fragata en el puerto internacional de Beirut Líbano. EFE Joseph Barrak /Archivo
Orlondo Matamoros | Октября 15, 2020, 03:29

- Representantes de Israel y el Líbano se sentarán esta mañana en la mesa de negociación, por primera vez en décadas, para tratar de acordar la demarcación de la frontera marítima entre ambos, un espinoso tema que impide las exploraciones en la zona. El diálogo contará con la mediación de Washington, empezará a las 10.00 hora local (07.00 GMT) en la sede de UNIFIL, la fuerza de pacificación de la ONU en la región, en la localidad fronteriza de Naqura (a unos 200 metros al norte de Israel).

El jefe de Asuntos de Oriente Medio en el Departamento de Estado de Estados Unidos, David Schenker, presidio la reunión de este miércoles, mientras que el embajador de ese país en Argelia, John Desrocher, fue el mediador jefe, y el coordinador especial de la ONU para el Líbano, Jan Kubis, el anfitrión del encuentro.

El texto destaca que lo sucedido es una desviación del acuerdo marco anunciado por el presidente del Parlamento, Nabih Berri, y también perjudica la posición y el interés de Líbano.

Berri indicó en rueda de prensa que las conversaciones tendrán lugar de manera indirecta a través de un "mecanismo tripartito" y precisó que "las dos partes han pedido a Estados Unidos que actúe como mediador y facilitador".

Tras el encuentro, el jefe de la delegación libanesa, Basam Yasín, ha expresado el deseo de Beirut de resolver la disputa marítima con Israel "en un periodo razonable de tiempo", tal y como ha recogido la agencia estatal libanesa de noticias, NNA. La oficina del primer ministro en funciones, Hasán Diab, criticó que Aoun ha cometido una "violación clara y flagrante" de la Constitución al no coordinarse con él para el nombramiento de la delegación.

Hezbolá y AMAL han destacado que el acuerdo marco contemplaba que la delegación estaría integrada por militares, por lo que han expresado su "rechazo explícito" a la delegación, citando su "compromiso con las constantes nacionales". "El objetivo es muy limitado y claro", argumentaron el martes estas fuentes, citadas por el diario "The Jerusalem Post".

Israel y Líbano están oficialmente en guerra y no mantienen relaciones diplomáticas. La frontera ha sido escenario de tensiones durante los últimos meses, en parte por la ausencia de un acuerdo para su demarcación.

En el caso de la frontera marítima, igualmente ausente de acuerdo entre ambos países, las tensiones han aumentado durante los últimos años a causa del descubrimiento de reservas de gas en el Mediterráneo oriental que tanto Líbano como Israel reclaman como ubicados en sus aguas territoriales.