Viernes, 30 Octubre, 2020


BBVA prevé una mejoría de sus ingresos gracias a México

El consejero delegado de BBVA Onur Genç en la sede del banco en Madrid El consejero delegado de BBVA Onur Genç en la sede del banco en Madrid
Frascuelo Febo | Setiembre 25, 2020, 22:55

"Si podemos encontrar un punto favorable, haremos un trato". Si no podemos encontrarlo, estamos extremadamente cómodos donde estamos. "Ese es nuestro foco, no solo para España, para todas las geografías".

Semana clave para los directivos del sector bancario español, que tienen oportunidad de transmitir un mensaje de calma y confianza a inversores y analistas que estos días se reúnen en una conferencia organizada por Bank of America.

Mientras tanto, BBVA ha despejado una buena parte de su futuro a medio plazo. Con estas premisas, las acciones del banco repuntaron han repuntado un 0,4% en la Bolsa, aunque en algunos momentos de la sesión han subido hasta un 5%. Esta filial aporta un 52% del beneficio de la corporación.

Sin embargo, la entidad se ha comprometido ante el mercado a reanudar los pagos cuando la recomendación del supervisor se elimine. Y prevé batir sus expectativas de reducción de costes. Con motivo de la presentación de resultados del primer semestre, el consejero delegado de BBVA afirmó que el grupo espera cerrar el año 2020 con resultados "claramente positivos" y confirmó que la intención del banco es reanudar el pago de dividendos 100% en efectivo a partir del 2021. Con esta decisión contradice la postura de su máximo competidor, el Santander, que el pasado lunes, convocó una junta extraordinaria, el próximo mes de octubre, para aprobar el pago de dos dividendos por unos 3.300 millones de euros. "Nuestra expectativa es que la restricción del supervisor se levantará para pagar en 2021 y comenzaremos los primeros pagos en 2021", ha explicado.

Respecto a la retribución al accionista, el grupo va a evaluar la mejor manera de remunerar a los accionistas, incluyendo no solo dividendos, sino también una posible recompra de acciones. Onur Genç ha recordado que la política de BBVA es repartir entre el 35% y el 40% de sus ganancias en dividendos. "No queremos alejarnos de la política, seguirá intacta, pero en combinación o explorando las oportunidades de recompra", indicó.