Miércoles, 28 Octubre, 2020


Asesinan a 8 personas, incluyendo trabajadores humanitarios, en Níger

En agosto Boko Haram siguió el liderazgo de los milicianos del EI y declaró un califato islámico en el norte de Nigeria que creció hasta cubrir un área del tamaño de Bélgica Estupor: Seis turistas de Francia fueron asesinados en Nigeria
Orlondo Matamoros | Agosto 11, 2020, 13:38

Según los primeros reportes, los atacantes se desplazaban en motos, donde atacaron contra los turistas, a su guía de la zona y el conductor.

"La mayoría de las víctimas fueron asesinadas por bala y una mujer logró huir, fue recapturada y degollada", añadió la fuente.

El Ejército francés apoyará al de Níger en la búsqueda de los responsables de la matanza, según informó el Estado Mayor en París después de que el Gobierno galo confirmara la muerte de sus seis ciudadanos.

"El vehículo que usaban los turistas era de la organización no gubernamental Acted", señaló.

Al menos ocho personas, entre ellas seis cooperantes franceses de turismo, en un ataque armado en el oeste de Níger, según han confirmado fuentes oficiales locales. Agregó que el presidente Emmanuel Macron conversó por teléfono con su homólogo de Níger, Mahammadu Issufu.

Por su parte, el presidente nigerino, Mahamadu Isufu, expresó su "sincero pésame" a los familiares de las víctimas del ataque, que tildó de "cobarde y bárbaro".

Los asaltantes quemaron el vehículo en el que viajaban las víctimas antes de darse a la fuga.

En Kouré existe una reserva, zona turística, ubicada a unos cincuenta kilómetros al sureste de Niamey, la capital, y no muy cerca de la zona de operaciones de los grupos terroristas activos en el este de Burkina Faso.

Es el primer ataque de este tipo contra turistas occidentales en esta zona, que se convirtió en una atracción turística hace una veintena de años, cuando una pequeña manada de jirafas peralta, una especie que ha desaparecido el resto del planeta, huyendo de cazadores furtivos y depredadores, encontró allí un remanso de paz.

La región Tillabéri es una vasta zona inestable.

El asesinato no fue reivindicado por ningún grupo, pero se produce en un país marcado por la inestabilidad y donde operan varios grupos yihadistas, entre ellos el Estado Islámico en el Gran Sáhara (EIGS).