Sábado, 23 Enero, 2021


Carolina Monje recibe el mensaje más doloroso, escrito por Álex Lequio — Desgarrador

Carolina Monje recibe el mensaje más doloroso, escrito por Álex Lequio — Desgarrador Carolina Monje recibe el mensaje más doloroso, escrito por Álex Lequio — Desgarrador
Eduardo Anchondo | Agosto 03, 2020, 11:56

La intérprete española explicó en un post de Instagram que descubrió el mensaje de Álex en su teléfono celular, y después de pensar mucho sobre si era correcto hacerlo público, concluyó que ese era el deseo del joven que perdió la vida a los 27 años tras luchar contra el cáncer.

Clemente Lequio ha intervenido en la agria polémica de su madre, Antonia Dell'Atte, contra el programa Lazos de Sangre de TVE, al que acusó de censurar sus acusaciones de maltrato hacia Alessandro Lequio y en el que la italiana reveló que ni éste ni Ana Obregón habían invitado a su hijo al funeral de Álex Lequio.

Junto a este texto, la actriz y presentadora de Televisión ha querido compartir una imagen de ambos, sonrientes, en la playa.

Hace un mes encontré en tu móvil el último post que escribiste. Se dio cuenta que el joven no tuvo tiempo ni de acabarlo ni de subirlo a sus redes sociales. He dudado mucho si hacerlo, pero se que tú querías hacerlo. "El problema más grande del ser humano, y el mío hasta que me dijeron que tenía cáncer, es la manera de entender la felicidad, de ser feliz", empezó diciendo Álex en el escrito, para seguir afirmando que "me he pasado 27 años de mi vida intentando ser el mejor estudiante, graduarme en la mejor universidad, montar empresas y sentirme un cowboy del capitalismo, siempre anclado en el 'más es mejor".

La joven empresaria y quien fue su novio comenzaron a salir formalmente un año antes de que el hijo de Obregón parta de este mundo.

Ana ha decidido compartir esta reflexión de parte de su hijo y desde su corazón mutilado.

Este reconocía en su texto que "todo precioso y bonito hasta que un día te dan la noticia y no sabes cuantos meses te quedan de vida".

"En un abrir y cerrar de ojos, te das cuenta de la importancia del 'tiempo'. Entonces, Álex se preguntaba: "¿Cuantas veces no he estado con mi novia por quedarme enviando correos hasta las 3 de la mañana? ¿Cuantas veces he ido a jugar con mi hermanita pequeña? ¿Cuantas veces habré ido a ver a mi madre? "¿Cuantas invitaciones rechazadas al cine con mi padre? ¿Cuantas?". Ahora, Álex no se consideraba nadie para dar consejos, pero quizás un día te pase lo que le pasó a él: recibas una llamada de un centro hospitalario después de hacerte una placa, un tac o un simple análisis de sangre para cerrar una cita con carácter urgente.