Viernes, 25 Setiembre, 2020


Detienen a 32 "mercenarios" rusos que pretendían "desestabilizar" al país — Bielorrusia

Tras 26 años Lukashenko teme perder el poder en Bielorrusia Fuente elaboración de la autora
Orlondo Matamoros | Agosto 01, 2020, 20:38

El Comité Estatal de Seguridad bielorruso, aún conocido por su nombre soviético, KGB, indicó el miércoles que había detenido a las afueras de Minsk, la capital del país, a 32 contratistas de la firma militar privada rusa Wagner.

Pero como en Rusia oficialmente no hay mercenarios, el Kremlin no tardó en asegurar este jueves que nada tiene que ver con el incidente en Bielorrusia, ya que -según su portavoz, Dimitri Peskov- no se puede perseguir algo que no existe, aunque hay evidencias de que varios de los detenidos son "ucranios y rusos que combatieron en la región rebelde de Donbás (sureste de Ucrania)".

"Si se hubiese tratado de un traslado de una compañía militar privada a través del territorio de Bielorrusa, se hubieran recibido aclaraciones a través de algunos servicios".

"El presidente (.) llamó a incrementar los controles de acceso a los lugares de las actividades, garantizar la seguridad, revisar a los asistentes", informó el secretario de Estado del Consejo de Seguridad bielorruso, Andréi Ravkov, citado por la agencia Belta.

Recalcó que las autoridades bielorrusas no recibieron ninguna información ni del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia ni del GRU, la inteligencia militar rusa, ni de ninguna otra estructura.

En tanto, el mandatario de Bielorrusia, Alexandre Lukashenko, pidió explicaciones a Moscú tras la detención de más de 30 presuntos combatientes rusos antes de las elecciones presidenciales.

Además de Tijanóvskaya, en el mitin participaron Veronika Tsepkalo, esposa del aspirante a la candidatura rechazado por la Comisión Electoral Central (CEC), Valeri Tsepkalo, y la representante del exbanquero y también exaspirante a la candidatura, Víctor Babariko, María Kolesnikova.

"El objetivo de la reunión era advertirnos de posibles provocaciones y que lo más probable es que se produzcan", dijo a la prensa el candidato presidencial Serguéi Cherechen, que agregó que, además de los mercenarios detenidos, "hay grupos que se preparan para entrar en el país antes del 9 de agosto".

Bielorrusia vive días tempestuosos en medio de una polémica campaña electoral marcada por detenciones e inhabilitaciones de candidatos, y manifestaciones contra Lukashenko, en el poder desde 1994.

Apoye nuestro periodismo independiente donando un "café" para el equipo.