Viernes, 14 Agosto, 2020


BBVA pierde 1.157 millones, pero cerrará 2020 en positivo y dará dividendos

BBVA pierde 1.157 millones en el semestre al provisionar 2.104 millones por la Covid El presidente de la entidad Carlos Torres Fernando Villar
Frascuelo Febo | Agosto 01, 2020, 17:09

En el primer trimestre, BBVA ya provisionó 2.084 millones por el deterioro del fondo de comercio de Estados Unidos, como ahora ha hecho su principal competidor en España, el Santander, con sus filiales extranjeras.

Agrega el Banco que esta situación, que abarca una actualización hacia la baja del escenario macroeconómico afectado por el nuevo coronavirus, "no afecta ni al patrimonio neto tangible, ni al capital, ni a la liquidez del grupo".

Sin tener en cuenta este impacto, BBVA obtuvo un beneficio atribuido de 928 millones de euros, un 57,8% inferior a tipos de cambio constantes y un 62% menos en corrientes.

Las utilidades del Grupo BBVA en el segundo trimestre ascendieron a US$749,7 millones (636 millones de euros), duplicando el resultado obtenido entre enero y marzo.

BBVA perdió 1.157 millones de euros en el primer semestre, como consecuencia de las dotaciones atípicas por la pandemia y el deterioro del fondo de comercio de su negocio en EEUU. "Los resultados de BBVA entre enero y junio demuestran la fortaleza en el beneficio antes de provisiones o margen neto, que ha permitido hacer frente a saneamientos y provisiones para afrontar el impacto de la pandemia", indican desde la entidad.

La morosidad de toda la cartera crediticia se situó a cierre de junio en el 3,7%, frente al 3,8% de un año antes, con una tasa de cobertura para insolvencias del 85%, mejor que el 75% anterior.

En Turquía, el resultado atribuido en el semestre alcanzó los 266 millones de euros, un 6,3% con relación al mismo período de 2019.

El margen bruto de BBVA alcanzó los 5.561 millones de euros en el segundo trimestre, lo que supone un avance del 6,1% interanual en términos constantes (-5,7% en corrientes).

Por su parte el margen bruto avanzó un 8,8% en términos constantes (+0,8% en corrientes) hasta los 12.045 millones de euros, mientras que el margen neto fue de 6.533 millones de euros (+19,2% en constantes, +7,6% en corrientes).

Así, el margen neto registró un crecimiento interanual del 19,8%, hasta 1.371 millones de euros.

Gracias al esfuerzo de anticipación de provisiones realizado en el primer trimestre, el banco ha percibido una mejora sustancial en el coste del riesgo, al pasar de 257 puntos básicos en el primer trimestre, al 1,51% de abril a junio. Los depósitos de la clientela (402.184 millones de euros) cerraron el semestre un 4,7% a tipos corrientes por encima de los saldos de diciembre, muy apoyado en la buena evolución de los depósitos a la vista, donde los clientes han depositado la liquidez dispuesta para hacer frente a la pandemia. La digitalización siguió acelerándose durante el segundo trimestre, según ha destacado la entidad, que ha precisado que los clientes digitales suponen ya un 60% del total, y los clientes móviles, un 56%.

Entre las medidas tomadas durante la pandemia, el Grupo ha aplazado y flexibilizado los pagos, mediante cuatro millones de moratorias de crédito, un 9% de la cartera total de préstamos.