Viernes, 14 Agosto, 2020


Barcelona: El futuro de Braithwaite estaría en la Premier League

Braithwaite en un juego de visita del Barcelona El Barça ya negocia la venta de Braithwaite a Everton o West Ham
Alejandro Castrejon | Agosto 01, 2020, 10:25

Fue así que, con un golpe de timón, el Blaugrana contrató a Quique Setién en la búsqueda de un futuro prometedor y fichó al danés Martin Braithwaite, con la intención de reemplazar al uruguayo. Braithwaite tiene 29 años y todavía puede dar unos cuantos años al máximo nivel. El delantero danés llegó al Camp Nou tras la lesión de gravedad de Ousmane Dembélé y pagaron los 18 millones de euros de su cláusula de rescisión al Leganés para hacerse con su contratación, un fichaje que se entendió más bien poco en el pasado mes de febrero y que tenía todos los números de ser una nefasta operación.

Ahora resulta más difícil comprender porqué el club catalán, sabiendo que era una incorporación de emergencia y que probablemente no tendría continuidad, le propuso un contrato a Braithwaite hasta junio de 2024.

La pandemia de coronavirus truncó su evolución y paró la competición. Apenas habrá jugado 11 partidos por Liga con el Barcelona (cuatro como titular) y hecho un gol al Mallorca (el del video).

Aunque la nueva temporada comenzará durante la primera quincena de septiembre el mercado de traspasos se prolongará hasta el cinco de octubre y durante estos dos próximos meses confía el Barça en encontrarle un destino, con la Premier League inglesa o la Ligue 1 francesa como principales escenarios aunque sin descartar alguna opción que ya se ha contemplado en la Liga española. Este último ya habría ofertado por Braithwaite en su época en el Leganés. Otra alternativa es que recale en un equipo de España, que podría ser Valladolid, Real Sociedad o Sevilla, como indicó el medio antes mencionado.

De concretarse la salida y el fin del paso de Braithwaite por el Barcelona, sería tan solo un indicio más que se sume a la crisis deportiva y dirigencial en la que se encuentra la entidad.

Se trata del danés Martin Braithwaite.