Lunes, 03 Agosto, 2020


Adolescente en Florida es acusado por hackeo masivo de Twitter

Las cuentas en Twitter de los multimillonarios Bill Gates Elon Musk Barack Obama Uber y Apple entre otros reconocidos personajes y compañías fueron hackeadas para una estafa que ofrecía pagos con Bitcoin. EFE  Justin Lane  Archivo Twitter explicó cómo los hackers realizaron su ataque a la plataforma
Orlondo Matamoros | Agosto 01, 2020, 03:04

Otras dos personas han sido acusadas de llevar a cabo el ataque a mediados de julio, en el que estafadores de bitcoins tomaron las cuentas de Twitter que pertenecen a algunas de las corporaciones y personas más ricas del mundo en un intento por hacer que la gente transfiera criptomonedas, y asumiendo la falsamente la identidad de los dueños.

Previamente, un estadounidense de 17 años ha sido acusado del reciente ataque cibernético masivo a Twitter. El fiscal de Hillsborough, en Florida, presentó 30 cargos en su contra.

Los cibercriminales consiguieron recaudar más de 100.000 dólares en bitcoins en un solo día.

Entre las cuentas pirateadas se encontraban la del candidato presidencial demócrata Joe Biden; el expresidente, Barack Obama; el fundador de Amazon, Jeff Bezos; el jefe del fabricante de automóviles eléctricos Tesla, Elon Musk; y Bill Gates, fundador del gigante informático Microsoft. "Este fraude masivo fue orquestado en nuestro propio patio y no nos quedaremos de brazos cruzados", ha manifestado, según ha recogido la cadena de televisión estadounidense CNBC.

El ataque "fue diseñado para robar dinero de estadunidenses de todo el país, incluso aquí en Florida".

"Existe una falsa percepción dentro de la comunidad de 'hackers' criminales de que los ataques como el de Twitter pueden perpetrarse de forma anónima y sin consecuencias", escribió a su vez el fiscal federal David Anderson, en Cafifornia.

La detención de Graham Ivan Clark se produjo luego de que Twitter identificara el jueves la causa del hackeo en un ataque de phishing de distribución telefónica, con el que lograron obtener las credenciales de acceso a las herramientas internas de la red social. Si mandas mil dólares, te retornaré mil dólares. Poco después, la compañía procedió a restringir la capacidad de compartir mensajes en Twitter de las cuentas verificadas.

Desde el ataque, la compañía limitó significativamente el acceso tanto al sistema como a las herramientas internas, para garantizar la seguridad mientras continúan con la investigación.

Durante el ataque, las cuentas hackeadas se usaron para incitar a los internautas a ingresar dinero en una cuenta de bitcoin, con la promesa de que le sería devuelto el doble.

Este incidente renovó las preocupaciones sobre la seguridad de la plataforma, cada vez más utilizada como medio para discutir sobre política e informar de asuntos públicos.