Miércoles, 23 Setiembre, 2020


EEUU desaprueba apertura de supermercado iraní en Venezuela

Crece la influencia de Irán en América Latina: el régimen inauguró el primer supermercado en Venezuela Vicepresidenta de Venezuela resalta cooperación con Irán
Orlondo Matamoros | Julio 31, 2020, 18:50

"De verdad me sorprendería si Venezuela logra obtener muchos beneficios de Irán", dijo Kozak en respuesta a la pregunta de un periodista sobre el supermercado. El gobierno de Donald Trump rechazó esta iniciativa, y remarcó que cualquier presencia de Irán en el hemisferio occidental "no es algo que veamos muy favorablemente".

El nuevo supermercado Megasis, en el este de Caracas, fue inaugurado el miércoles en medio de un endurecimiento de la cuarentena por el coronavirus.

AP indicó que se trató de una ceremonia privada a la que solo asistieron funcionarios de Maduro, además del personal diplomático de Irán y empresarios. Se prevé que esta semana el supermercado abrirá al público.

Megasis es encabezado por el empresario iraní Issa Rezaei, que dirige una cadena de 700 supermercados en Irán.

Kozak acusó al régimen iraní de ser el mayor patrocinador del terrorismo en el mundo.

Por su parte, el embajador de Irán en Venezuela, Hojjatolla Soltani, indicó que ambos países defienden el derecho internacional, su libre comercio y tránsito.

"Irán no va a salvar a Venezuela de la situación en la que se ha metido, pero sí se pone en una situación más peligrosa al jugar estos juegos", advirtió el representante del Departamento de Estado estadounidense.

"Estamos impresionados (...) en nombre del presidente Maduro queremos agradecer por al presidente Hassan Rohani por todo el apoyo que está dando a Venezuela, saludando este tipo de alianzas (...) La Republica Islámica de Irán ha podido mostrar más de 2.000 productos que tienen acá", declaró la vicepresidenta a través del canal estatal Venezolana de Televisión.

Las autoridades locales sostienen que la falta de combustible es consecuencia de las sanciones que impuso Estados Unidos a la industria petrolera venezolana desde el 2019 para presionar a Nicolás Maduro a dejar la presidencia, pero analistas y opositores aseguran que la escasez es consecuencia de la paralización parcial del sistema refinador venezolano por fallas técnicas y eléctricas, la ausencia de inversión y el aplazamiento de los programas de mantenimiento. Afirma que Estados Unidos quiere instalar un gobierno títere para explotar los vastos recursos de Venezuela.