Sábado, 19 Setiembre, 2020


Crítica de la película: 'Padre no hay más que uno 2'

Galería Galería
Eduardo Anchondo | Julio 31, 2020, 12:39

El genial actor, director y guionista lo petaba el pasado año con Padre no hay mas que uno, lo que provocaba que inmediatamente se diese luz verde a una secuela que, a pesar de estos complicados tiempos, se plantará hoy en nuestras salas con la firme intención de hacer que los espectadores vuelvan al cine. El largometraje ha llegado a recaudar 460.000 euros en su primer día en la cartelera, siguiendo una misma tónica que su antecesora, que fue la película más taquillera de 2019 superando los 14 millones de euros. Nada menos que la llegada de la suegra (Loles León), que supondrá un nuevo reto familiar.

'Padre no hay más que uno 2: La llegada de la suegra' adelanta su fecha de estreno al miércoles 29 de julio, lo que es sin duda una gran noticia para los cines españoles, ávidos de títulos de gran tirón para acelerar la remontada en plena pandemia y tras el cierre por el Estado de Alarma. Las reacciones son diversas entre los miembros menudos pero la catástrofe se avecina ante la inesperada marcha de la asistenta Rosaura. Será entonces cuando aparecerá en escena "para ayudar" la suegra, quien demostrará tener sus propias ideas para llevar el mando de una casa. Al lado de esta pequeña vuelve a ser "la bomba" la niña Luna Fulgencio, que interpreta a Rocío, la hija que quiere "ser artista".

Otro de los elementos recurrentes de Segura, tanto en las películas de Torrente como en estas comedias familiares, es introducir en pequeños cameos a grandes amigos, es el caso de Florentino Fernández (que interpreta a un sacerdote bastante inocentón-tontón, único punto donde la película chirría un poco), José Mota, Lorena Berdún y un largo etcétera...