Sábado, 19 Setiembre, 2020


Reapertura de pubs ocasiona descontrol y desmanes en Inglaterra

Caos en Inglaterra por la apertura de pubs multitudes peleas borrachera general Coronavirus.- La policía inglesa admite tras la apertura de los pubs que "los borrachos no respetan la distancia social"
Orlondo Matamoros | Julio 07, 2020, 23:40

De acuerdo a la gerente de una tienda de una de las calles más concurridas de Londres, Rafal Liszewski, "la muchedumbre empezó a llegar hacia las 13:00 y rápidamente todo quedó fuera de control".

"A las 20:00 y 21:00 horas, había una verdadera fiesta callejera, con gente que bailaba y bebía", agregó, señalando que 'nadie llevaba mascarilla' y era 'físicamente imposible' respetar el distanciamiento social.

Solamente en Inglaterra, los pubs, hoteles, peluquerías, cines y museos volvieron a abrir el sábado, una medida considerada demasiado prematura por las demás provincias británicas, que adoptaron su propio calendario de desconfinamiento.

Por ejemplo, los pubs en Gales y Escocia piensan abrir parcialmente en un plazo de 10 días.

Este "Super Saturday", muy esperado por los ingleses, muy aficionados a sus pubs, suscitaba preocupación.

Con todo, la reordenación del sector tras el confinamiento y las medidas de distancia social que siguen vigentes en el Reino Unido pueden suponer un recorte de unos 320 mil puestos de trabajo respecto a la situación previa a la pandemia.

El Gobierno ha establecido una serie de medidas de precaución para minimizar la posibilidad de contagios en los locales de hostelería.

Ayer las webs de los diarios y las redes sociales publicaron fotos de jovenes alcoholizados y en juerga descontrolada.

Una imagen tomada por un fotógrafo en una calle de Soho muestra a varias personas cayendo unas sobre otras.

Está claro como el agua cristalina que gente borracha no puede ni va a mantener la distancia social.

John Apter, presidente de la Federación policial.

Un policía que estuvo de servicio el sábado en Southampton contó que estuvo casi toda la noche apaciguando a 'hombres desnudos, a borrachos felices y a borrachos iracundos', que también se metían en peleas.

Algunos locales tuvieron incluso que cerrar sus puertas ante la afluencia masiva de personas para evitar las situaciones de riesgo.

El ministro de Salud, Matt Hancock, aseguró por su parte que la "gran mayoría de la gente" cumplió con las normas de seguridad y actuaron de forma responsable. Conoce la hazaña del cofer que los salvó.