Lunes, 28 Setiembre, 2020


Australia decreta el confinamiento de Melbourne durante seis semanas

Diez mil australianos rechazan prueba de COVID-19 por teorías de conspiración- Personal sanitario de Australia habla con viajeros recién llegados a Sidney provenientes de Melbourne sobre las restricciones por COVID-19 Australia cerrará la frontera entre dos estados por primera vez en 100 años para detener el coronavirus
Orlondo Matamoros | Julio 07, 2020, 13:06

Un grupo de personas con mascarillas espera en una fila para entrar a una tienda de Apple en Sídney, Australia, el 1 de julio de 2020.

Las autoridades australianas anunciaron hoy que impondrán desde la medianoche del miércoles el confinamiento durante 6 semanas en Melbourne, con cerca de 4,9 millones de habitantes, tras unrebrote de la Covid-19 .

Por primera vez desde que comenzó la pandemia, la frontera entre los dos estados más poblados de Australia, Victoria y Nueva Gales del Sur, se cerrará a partir de la medianoche del martes, anunciaron funcionarios de ambos estados. "Solo habrá cuatro razones para abandonar su hogar: comprar comida y artículos esenciales; dar o recibir cuidados médicos; ejercicio diario; trabajar y estudiar, si no puedes desde casa".

"Con el mayor de los respetos, diría que contraer este virus y morir por él es muy oneroso también", dijo durante una conferencia de prensa televisada.

"Es la decisión más sensata, la decisión correcta en este momento, dados los importantes desafíos a los que nos enfrentamos para contener este virus", dijo en Melbourne el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews. El pico ha preocupado a las autoridades, aunque el total nacional de casi 8.800 casos y 106 muertes está muy por debajo del de muchos otros países. "Y fingir que haya terminado porque todos queremos que termine no es la respuesta. Eso es parte del problema".

El número de casos de covid-19 en Melbourne, la capital del estado de Victoria, aumentó en los últimos días, lo que ha llevado a las autoridades locales a imponer el cumplimiento de estrictas normas de distanciamiento social en 30 zonas residenciales y a cerrar completamente nueve bloques de viviendas públicas.

Esta demarcación, muy porosa, se extiende cientos de kilómetros y es muy utilizada diariamente por trabajadores, escolares y transporte de mercancías.

Una segunda región de Victoria, donde se han detectado casos recientes de COVID-19 y donde viven 44.000 personas, se enfrentará a restricciones de cierre similares a las de Melbourne.

Sin embargo, es probable que la medida suponga un golpe para la recuperación económica de Australia, que se dirige hacia su primera recesión en casi tres décadas.