Sábado, 23 Enero, 2021


Autoridades de Cabo Verde trasladan a Álex Saab a Isla de Sal

Saab Presidente de Cabo Verde no había recibido tantas llamadas de presidentes Jorge Carlos Fonseca presidente de Cabo Verde
Orlondo Matamoros | Julio 06, 2020, 16:22

En todo caso, en los últimos días se ha registrado un movimiento inusual en el aeropuerto internacional Amílcar Cabral de Espargos, donde Saab fue capturado en supuesta misión del gobierno de Maduro. Fuentes oficiales dijeron a los diarios El Tiempo de Bogota y El Nacional de Caracas que estaría siendo preparado para ejecutar la extradición a Estados Unidos reclamado por Washington.

El traslado de Saab se produce 24 horas después de que el presidente de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, se refirió al caso y lo calificó de muy delicado.

Al respecto, agregó: "Específicamente, el detenido debería tener y debe tener acceso, en particular, a todas las garantías de defensa que la Constitución exige para cualquier persona detenida en cualquier proceso judicial".

Y tras recordar que ahora tiene ciudadanía venezolana y el rango de agente especial del régimen venezolano, está exigiendo verlo de manera inmediata para corroborar su estado.

Correa Ortega denunció, por su parte, que ni la embajada venezolana ni la defensa de Saab fueron notificados del traslado del empresario colombiano a isla de Sal: "Desde el sábado por la mañana, el embajador Correa ha solicitado sin éxito a las autoridades de Cabo Verde que autoricen el transporte diplomático para el transporte aéreo desde Praia a Ilha do Sal, para verificar su estado actual y el motivo de la transferencia".

La semana pasada las autoridades de Cabo Verde habrían aceptado formalmente el proceso de extradición de Saab.

La justicia de ese país le ha negado a la defensa tres peticiones de libertad, incluidos dos hábeas corpus.

Pese a mantener un bajo perfil en Colombia, el nombre de Saab apareció en los medios cuando la exfiscal venezolana Luisa Ortega le acusó en 2017 de ser uno de los testaferros de Maduro.

Saab, nacido en la ciudad colombiana de Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

A su temor se unió una información según la cual desde Venezuela se habría ofrecido una jugosa recompensa -de 10 millones de dólares- para extraer de Cabo Verde vivo o muerto al colombiano, cuya familia está en Caracas.

Washington también presentó entonces cargos contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a quienes acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares supuestamente defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

"El pueblo venezolano está sufriendo bajo un régimen ilegítimo y tirano que intenta destruir las instituciones democráticas, abusar de los derechos humanos, implicarse en una corrupción desenfrenada y explotar la peor crisis económica y humanitaria de la historia reciente", enumeró Trump. "A través de su perseverancia y coraje, Venezuela logrará la independencia verdadera".

El mes pasado, el presidente de EEUU se mostró abierto en una entrevista con el diario digital Axios a reunirse con Maduro, una posibilidad que también barajó durante la Asamblea General de la ONU de 2018, pero que no llegó a producirse.

Y días más tarde, el secretario de Estado, Mike Pompeo, reafirmó el apoyo de Washington al líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de naciones.