Miércoles, 08 Julio, 2020


Telescopios detectan la desaparición de una estrella

Esta ilustración muestra cómo podría haber sido la estrella variable azul luminosa de la galaxia enana Kinman antes de su misteriosa desaparición. ILUSTRACIÓN ESO  L. Calçada Misterio en el cosmos: una estrella gigante desapareció sin dejar rastro
Eloisa Felix | Julio 01, 2020, 02:42

Ahora se cree que la estrella desapareció de la vista en algún momento entre 2011 y 2019 y su ausencia podría indicar que la estrella se volvió menos brillante y había quedado parcialmente oscurecida por el polvo.

Después de eso, los restos de la estrella generalmente formarían una estrella de neutrones más pequeña o un agujero negro, el estado en el que podría encontrarse la estrella observada tras haberse saltado por completo la etapa de supernova.

"Nos sorprendió descubrir que la estrella había desaparecido", dijo Andrew Allan, estudiante de doctorado del Trinity College de Dublín, Irlanda, quien lideró las observaciones.

Científicos detectaron en la galaxia Kinman una estrella 2.5 millones de veces y media más brillante que el sol a 75 millones de años luz de distancia, en la constelación de Acuario. Un evento raro: sería la primera detección directa de una estrella monstruosa que acaba su vida de esta manera.

La estrella era 2.5 millones de veces más brillante que el sol. De acuerdo con teorías existentes, las estrellas masivas en su mayoría terminan sus vidas en una gran explosión de una supernova. Pero fueron incapaces de encontrar los signos que antes apuntaban a la presencia de la estrella luminosa. De confirmarse, el actual descubrimiento podría cambiar lo que sabemos de cómo mueren las estrellas masivas.

A continuación, el equipo recurrió a datos más antiguos recopilados tanto con los instrumentos X-shooter y UVES (instalados en el VLT de ESO, ubicado en el desierto chileno de Atacama) como con telescopios de otros lugares.

El ESO publicó una animación que enseña cómo podría haber sido esa estrella variable azul luminosa de la galaxia Kinman antes de su misteriosa desaparición.

Cuando son masivas por lo general cierran su ciclo de vida en el cosmos en toda su expresión, con una explosión que las vuelve supernova.

Se necesitan más estudios para confirmar cuál fue el destino de esta estrella. Está previsto que el Telescopio Extremadamente Grande (ELT) de ESO, comience a operar en 2025: este telescopio será capaz de resolver estrellas en galaxias distantes como la galaxia enana Kinman, ayudando a resolver misterios cósmicos como este.