Sábado, 08 Agosto, 2020


Vivir con COVID-19 será nueva normalidad — OMS

La OMS enviará a China un equipo para investigar el origen del covid-19 Andy Wong AP
Orlondo Matamoros | Junio 30, 2020, 20:54

El jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Ghebreyesus, ha declarado este lunes que aunque varios países han progresado en su lucha contra el coronavirus, la pandemia "está realmente acelerándose", recoge Reuters.

En una rueda de prensa, Tedros dijo que yase notificaron 10 millones de casos en todo el mundo y que 500.000 personas perdieron la vida como consecuencia del virus.

Precisó que algunos países están experimentando un resurgimiento de casos de contagio por el nuevo coronavirus (COVID-19) a medida que comienzan a reabrir sus economías y sociedades.

Seis meses después que China alertara por primera vez a la OMS de la nueva infección respiratoria se ha alcanzado la impactante cifra de diez millones de personas contagiadas y medio millón de fallecidos. Todos queremos seguir con nuestras vidas. Pero la dura realidad es que esto no está ni siquiera cerca de terminar.

Se mostró alarmado al detallar que únicamente en los últimos cinco días fue reportado un millón de nuevos casos, la mayoría en India, Estados Unidos y Brasil.

Sobre la politización de esta emergencia sanitaria, Tedros consideró esencial "resolver los problemas de falta de unidad nacional, de división y de falta de solidaridad global, que están ayudando a que el virus se expanda".

Advirtió que si se sigue en esa vía, "lo peor todavía está por venir".

"Con este tipo de entorno y condiciones tememos lo peor, y es por eso que tenemos que luchar juntos", insistió el director general de la OMS, un especialista en enfermedades infecciosas y en salud comunitaria de nacionalidad etíope. Brasil, por ejemplo, representa una proporción considerable de todos los casos en las Américas con un 26%, eso es uno de cada cuatro de todos los casos y una de cada cuatro de todas las muertes en el continente.

La preocupación del organismo se concentra en el foco de la región del Mediterráneo oriental donde los casos superaron el millón y es la sede de conflictos armados como Siria, Yemen y Libia, lo cual perjudica a las infraestructuras hospitalarias y los sistemas sanitarios que de por sí, ya presentaban carencias previas a la pandemia de coronavirus.