Sábado, 11 Julio, 2020


Una marea verde en las elecciones en Francia sacude a Macron

Escrutadores cuentan votos en la ciudad francesa de Peripiñan Escrutadores cuentan votos en la ciudad francesa de Peripiñan
Orlondo Matamoros | Junio 30, 2020, 22:54

Pese a las precauciones sanitarias máximas, solo cuatro de cada diez electores participaron.

Ayer se decidieron los gobiernos de casi 5.000 ayuntamientos.

Sin implantación local y amenazado por un voto de castigo, el partido del presidente francés, La República en Marcha, que vio la luz solo unos meses antes de las presidenciales de 2017, perdió en todas las grandes ciudades francesas. Este bacatazo puede obligar a Macron a reorganizar su Gobierno para recuperar a los votantes de izquierda marginados y, además, la impresionante actuación del EELV podría persuadirle para que haga mayor énfasis en el medioambiente.

Aunque fue una jornada triunfante para Los Verdes y sus victorias simbólicas, los ecologistas nunca las consiguieron presentándose solos, sin el apoyo de otras fuerzas de izquierda, según destacan los analistas.

Incluso el primer ministro Edouard Philippe, cuya popularidad se ha disparado por su gestión en la pandemia, no tiene la victoria garantizada en su feudo electoral, la ciudad portuaria de Le Havre (oeste).

En la capital, París, salvo sorpresas, la alcaldesa saliente, la socialista de origen español Anne Hidalgo, que selló una alianza con los verdes, revalidará fácilmente un segundo mandato de seis años.

También habría ganado la izquierda en Marsella con la candidatura de Michèle Rubirola, cara visible respaldada por los ecologistas, socialistas, La Francia Insumisa y el Partido Comunista.

Según los pronósticos, Los Verdes podrían conservar Grenoble, la ciudad más importante que controlan hasta el momento, y se disputan Lyon, Toulose, Estrasburgo, Tours y Besancon.

En la ciudad de Perpiñán, ha salido elegido Louis Aliot, el candidato del partido ultraderechista Unión Nacional, superando el 50 por cierto de los votos.

El Partido Socialista y sus aliados esperan conseguir París, así como arrebatar el poder a los conservadores en Marsella.

"La participación será baja y lo lamento como ministro y como ciudadano", aseguró el titular del Interior, Christophe Castaner, quien mostró la voluntad de mantener el 27 de septiembre, como estaba previsto, los comicios al Senado.

Tras esta derrota electoral, todo apunta ahora a que Macron anunciará en los próximos días una amplia remodelación de su gobierno para darle un giro más social y ecológico, uno que le permita llegar en mejor posición a las elecciones presidenciales de 2022.