Domingo, 12 Julio, 2020


Falleció un hombre en plena vía pública: investigan a la Policía tucumana

Tras el caso Espinoza, la Policía de Tucumán otra vez en la mira por presunto exceso de autoridad “Me falta el aire”: acusan a la policía de Tucumán de matar a un detenido con la técnica del crimen de George Floyd
Orlondo Matamoros | Junio 29, 2020, 06:21

"Eran dos efectivos los que lo redujeron". Según la información policial, las agentes Jessica Gómez, Diana Suárez, Claudia Vizcarra y el oficial Cristian Fernando Gómez estaban en un operativo para dar con un sospechoso.

La fiscal Adriana Giannoni intervino en el caso y ordenó una autopsia, en la que se determinó que Nadal falleció por un cuadro de asfixia.

La imagen de uno de los videos viralizados es clara cuando muestra a Walter Ceferino Nadal (43) cuando es reducido, rodeado de seis policías. "El hombre que estaba en el piso le decía 'me falta el aire, me falta el aire', pero ellos no lo soltaron", explicó un testigo al diario La Gaceta. Una vez que fue detenido y era trasladado a la Comisaría, comenzó a decir que se sentía mal, por lo que llamaron a Emergencias y el hombre murió unos minutos después, en el hospital.

La autopsia reveló que el infarto se produjo por asfixia, lo que pone en la mira nuevamente a la fuerza policial, involucrada en otro caso de violencia institucional. Además, cómo si esto absolviera a los policías de cualquier acusación, ratificó que Nadal tenía antecedentes por robo. "Caminaba por el lugar y me topé con esa escena".

Este caso de muerte por asfixia se ubica entre el de Luis Espinoza, ocurrido hace un poco más de un mes en Tucumán, y el de George Floyd, ocurrido en mayo en Estados Unidos. No entendía nada. Alcancé a ver que el policía más grandote se le abalanzaba y le ponía la rodilla en la nuca. "Esa evidencia contradice el acta policial y es coherente con el testimonio que sostiene que un policía tenía contra el piso a la víctima con su rodilla presionando sobre la nuca de Nadal", dijo a Página/12 Carolina Acuña, presidenta de la Regional Tucumán de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

Un testigo del hecho habló con los medios y afirma que el hombre decía que no podía respirar y que le dolía el pecho. "A los gritos pedían a la gente que no se acercaran y que no filmaran con los celulares", comentó. En ese sentido, agregó: "Al parecer, los policías parecían no creerle que no podía respirar. Llegaron los de las motos del 107, lo reanimaron y recién lo llevaron en una ambulancia".

A su turno, el subsecretario de Seguridad, José Ardiles, ratificó las palabras del ministro y aseguró que serán inflexibles en caso de que se compruebe la culpabilidad.

Por su parte, la ONG Abogados y Abogadas del NOA en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes) exigió que la policía tucumana sea apartada de la investigación de este caso, que calificó como "no algo aislado, desde el comienzo del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, el accionar violento y discriminatorio de las fuerzas de seguridad ha aumentado notablemente".

El hecho ocurre en una provincia aún convulsionada por el caso Luis Espinoza (31), el peón rural asesinado de un tiro en la espalda por policías tras un operativo en un evento de carreras cuadreras en Simoca.