Lunes, 01 Junio, 2020


El exgobernador británico de Honkg Kong acusa a China de traición

Xi Jinping en la sesión de apertura de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino Xi Jinping en la sesión de apertura de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. REUTERS
Orlondo Matamoros | May 23, 2020, 22:04

En declaraciones durante su presentación anual al Parlamento chino, el primer ministro Li Keqiang dijo el viernes que China establecerá un sistema legal "sólido" y mecanismos de aplicación para asegurar la seguridad nacional en Hong Kong y Macao, su otra ciudad semiautónoma.

La legislación, que se enfrentará a las deliberaciones del CNP, podría ser un punto de inflexión para su ciudad más libre e internacional y podría desencadenar una revisión de su estatus especial en Washington.

La nueva norma que está estudiando Pekín prohibirá "cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión" contra el Gobierno central, además del "robo de secretos de Estado y la organización de actividades en Hong Kong por parte de organizaciones políticas extranjeras".

El gobierno central optó por dar el paso en vista del bloqueo político que persiste en Hong Kong, que en septiembre celebrará elecciones parlamentarias.

Un intento anterior de adoptar una legislación similar en 2003 se encontró con una protesta que atrajo a alrededor de medio millón de personas a las calles y que finalmente fue archivada.

Sin embargo, el año pasado las manifestaciones contra el control cada vez mayor de Pekín en el territorio dieron lugar a enfrentamientos, a veces violentos, entre radicales y fuerzas del orden.

Asimismo, ha sostenido que no socavará el principio de 'un país, dos sistemas' de Hong Kong ni su alto grado de autonomía. Ante la pérdida de "nuestra autonomía", denuncia que "Pekín está en la raíz de todos los problemas actuales de Hong Kong".

Si se aprueba la ley, los policías chinos podrán realizar investigaciones en Hong Kong después de haber obtenido la "aprobación" de las autoridades locales, afirmó María Tam, especialista en derecho de Hong Kong y asesora especial del parlamento chino.

Borrell aseguró que la UE tiene "fuerte interés en la estabilidad y prosperidad continuadas de Hong Kong" bajo el principio de "un país, dos sistemas", y que concede gran importancia a la preservación del alto grado de autonomía de Hong Kong, "en línea con la Ley Básica y los compromisos internacionales, así como con el respeto a ese principio".