Lunes, 01 Junio, 2020


Por contener "hechizos reales", prohibieron libros de Harry Potter en escuela católica

Una escuela católica prohibe los libros de Harry Potter por “riesgo de conjurar espíritus malignos” Una escuela católica retira ‘Harry Potter’ de sus estantes, alegando que los hechizos de los libros son reales
Eduardo Anchondo | May 22, 2020, 19:23

Fue exactamente como inició la descripción Reehil.

En una escuela de Nashville, en el estado de Tennessee, Estados Unidos, los libros de Harry Potter fueron vetados por temor a "invocar a espíritus malignos". "He consultado a varios, tanto en Estados Unidos como en Roma", afirmó.

"Estos libros presentan la magia como bien y como mal, lo cual no es cierto, pero de hecho es un engaño inteligente. Las maldiciones y hechizos utilizados en los libros son maldiciones y hechizos reales; cuando lo lee un ser humano corre el riesgo de conjurar espíritus malignos en la presencia de la persona que lee el texto", aseguró el reverendo. Pero tras una curiosa noticia, el mundo mágico creado por J.K. Rowling se vio en grandes apuros.

"Cada pastor tiene autoridad canónica de tomar ese tipo de decisiones por la escuela de su parroquia", dijo Hammel a Tennessean.

Según la filial de NBC en Nashville, esta decisión solo afecta a la escuela St. Edward en concreto. "La asistencia a clases de doctrina cristiana y misas dos veces por semana es obligatoria, y la escuela dice que el propósito de la biblioteca es animar a los estudiantes a abrazar y modelar el evangelio de Jesucristo al proporcionar materiales que apoyen los valores y la misión de iglesia católica".

Además, los libros de Harry Potter que se hayan obtenido por otras vías, no por la biblioteca escolar, se podrán seguir leyendo dentro de ese instituto. Los libros de Harry Potter, reclamó, "promueven un enfoque maquiavélico para lograr los fines deseados por el medio que sea necesario".

Todos hemos visto alguna vez Harry Potter, y mas de uno hemos soñado con poder llevar a cabo los diferentes encantamientos y hechizos que la saga nos muestra. De ahí que esta decisión del pastor le convierta en el primer miembro que se ha posicionado de forma oficial sobre este tema.

Así mismo, Rebecca Hammel agregó que no veía la eliminación de libros como censura. "Realmente no entramos en la censura en tales selecciones que no sea asegurarnos de que lo que ponemos en nuestras bibliotecas escolares sea material apropiado para la edad de nuestras aulas", dijo.

J.K. Rowling posa con uno de sus libros de la saga de Harry Potter.

La Asociación Americana de Librerías reporta anualmente los libros con mayor número de cuestionamientos, que tienden a ser prohibidos en escuelas públicas o en librerías locales.