Domingo, 27 Setiembre, 2020


A través de Zoom, lo condenaron a morir en la horca

Singapur dicta su primera pena de muerte vía Zoom A través de Zoom, lo condenaron a morir en la horca
Orlondo Matamoros | May 22, 2020, 22:03

Ante el juez ha negado los hechos que se le imputaban, pero finalmente el Tribunal Supremo ha determinado que sea condenado a muerte. La resolución fue leída a través de la popular aplicación de videoconferencia Zoom, debido al confinamiento que la ciudad-estado dispuso ante la pandemia.

Un tribunal de Singapur condenó, por primera vez en la historia, a un reo a la pena capital a través de videoconferencia realizada en la aplicación Zoom como consecuencia de las medidas para combatir la pandemia del coronavirus, lo que ha sido denunciado por organizaciones de defensa de los derechos humanos.

En declaraciones para la BBC, Phil Robertson, director de Human Rights Watch Asia expresó: "Es impactante que los fiscales y la corte sean tan insensibles que no vean que un hombre que enfrenta la pena capital debería tener el derecho de estar presente en la corte para enfrentar a sus acusadores".

La responsables de Amnistía Internacional del trabajo sobre pena de muerte, Chiara Sangiorgio, ha afirmado en un comunicado que "ya sea a través de Zoom o en persona, una sentencia de muerte es siempre cruel e inhumana".

Singapur es uno de los países del Sudeste Asiático que contempla la pena capital para delitos de narcotráfico, al igual que Indonesia, Malasia o Tailandia, aunque en este último no se ha ejecutado a ningún condenado desde hace más de un decenio. "En un momento en que la atención mundial se centra en salvar y proteger vidas en una pandemia, la búsqueda de la pena de muerte es aún más aborrecible", ha lamentado en un comunicado.

Ante la controversia generada por la sentencia, la Corte Suprema de Singapur se limitó a indicar que la lectura de la sentencia se organizó de esta manera "para garantizar la seguridad de todos los involucrados" en el juicio.

Singapur ha registrado más de 29.000 contagios por covid-19, pero sólo ha constatado 22 decesos.