Miércoles, 03 Junio, 2020


Boy Scouts of America se declaran en bancarrota

El cuartel general de los Boy Scouts en Irving Texas U.S.A El cuartel general de los Boy Scouts en Irving Texas U.S.A
Orlondo Matamoros | Febrero 18, 2020, 23:52

Además decidirá cómo el seguro de la organización ayudará a cubrir las compensaciones y si los activos de los más de 260 consejos locales de los Scouts se agregarán al fondo.

Boy Scouts of America solicitó protección por bancarrota con la esperanza de elaborar un plan de compensación gigantesco para las víctimas en medio de miles de demandas por abuso sexual en contra de la organización. Con la declaración de bancarrota, la asociación espera así crear un fondo para compensar a las víctimas.

Más de 12.000 de sus miembros han sido víctimas de abuso desde 1944, dijo el año pasado el abogado Jeff Andreson, quien agregó que dentro de la organización había más de 7.800 abusadores. Esos datos forman parte de los que se conocieron como "archivos de perversión", que salieron a la luz por primera vez en un caso judicial de 2012 tras la investigación de Janet Warren, profesora de la Universidad de Virginia contratada por los Scouts para documentar los abusos.

Los Boy Scouts of America están integrados actualmente por casi 2,2 millones de jóvenes de edades entre los 5 y 21 años y por más o menos 800.000 voluntarios

BSA se enfrenta a cientos de demandas de este tipo por parte de sus afiliados y a una reducción drástica del número de asociados. Estos cambios legislativos coincidieron con el movimiento MeToo y una mayor concienciación social para apoyar a las víctimas, que resultaron en una ola de demandas contra líderes religiosos y escuelas por abusos a menores. La razón: poder indemnizar a víctimas de abusos sexuales, reseña el comunicado. Estas denuncias dispararon las millonarias demandas contra la organización de scouts hasta llegar a un punto tal que la BSA no pudo enfrentarlas económicamente, situación que los llevó a la actual quiebra. Una estrategia similar se ha utilizado para resolver demandas de abuso sexual por más de 20 diócesis católicas y la federación de gimnasia de Estados Unidos por los abusos de Larry Nassar, el exmédico del equipo olímpico.

Precisamente, BSA celebró el 110 aniversario de su constitución el pasado 8 de febrero y, al presentar sus cuentas, aseguró que contaba con un pasivo de entre 100 y 500 millones de dólares y sus activos no llegaban a los 50.000. La organización ha tratado de contrarrestar el declive al admitir a niñas, pero sufrió un golpe mayor cuando La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones), durante décadas uno de los principales patrocinadores de las unidades Boy Scout, cortó lazos y retiró más de 400,000 exploradores a favor de sus propios programas.