Martes, 14 Julio, 2020


Exigen drástica sanción para turistas que dañaron patrimonio cultural — Machu Picchu

Autoridades detienen a seis turistas que causaron daños en la ciudadela de Machu Picchu Autoridades detienen a seis turistas que causaron daños en la ciudadela de Machu Picchu
Orlondo Matamoros | Enero 14, 2020, 15:36

Turistas argentinos fueron detenidos en Perú acusados de ingresar ilegalmente a la histórica ciudadela inca de Machu Picchu y de provocar daños en uno de sus muros, así como también de defecar en el lugar.

La dirección Desconcentrada de Cultura denunció a los seis turistas ante la Fiscalía Mixta Distrital de Machu Picchu por atentar contra el patrimonio cultural de la Nación.

Los detenidos son cuatro varones y dos mujeres de distintas nacionalidades: Favian Eduardo Vera Vergara (30) de Chile; Marion Lucie Martínez de Francia; Cristiano Da Silva Ribeiro (30) y Magdalena Abril Retamal (20) de Brasil; Y Leandro Sactiva (32) y Nahuel Gómez (28) de la Argentina.

Los visitantes, uno de ellos chileno, habrían dañado un elemento lítico, el cual se desprendió de un muro y provocó una hendidura en el piso, informó el coronel Wilbert Leyva, jefe de la región policial del Cusco.

Además, en la zona se encontraron restos de materia fecal, por lo que presume que alguno de los detenidos defecó en el sitio arqueológico.

Machu Picchu es el principal destino turístico del país y cada día es visitado por miles de viajeros, que acceden al lugar por tren desde la ciudad del Cusco, situada a 1.165 kilómetros al sureste de Lima.

A su vez, el jefe del Parque Arqueológico Nacional de Machu Picchu, José Bastante, pidió a la Policía agilizar las investigaciones para determinar la responsabilidad de los infractores y, de ser el caso, se les sancione. En particular, el Templo del Sol fue construido para rendir culto y dar ofrendas al Sol, máxima deidad de los incas.

Machu Picchu se encuentra sobre la cima de una montaña de 2.400 metros de altura. Debido a la espesa vegetación que la rodea, la ciudadela no se percibe desde el llano.

Unesco la declaró Patrimonio de la Humanidad en 1983, y en 2007 fue elegida como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo en una encuesta mundial en internet.