Lunes, 27 Enero, 2020


Estados Unidos expulsa a estudiantes militares saudíes - Mundo

EE.UU. expulsa a 21 estudiantes militares sauditas después de calificar el tiroteo en la base de Pensacola de acto terrorista EE.UU. anuncia expulsión de cadetes saudíes tras atentado en base militar de Pensacola
Orlondo Matamoros | Enero 14, 2020, 10:55

Estados Unidos enviará de vuelta a Arabia Saudí a 21 cadetes del reino que se entrenaban en el país, después de que la investigación sobre un tiroteo ocurrido en diciembre en Florida en el que murieron tres personas reveló que los agentes poseían material yihadista y propaganda antiestadounidense, anunció este lunes el Departamento de Justicia.

"Si bien no hay evidencia de asistencia o conocimiento previo del ataque por parte de otros miembros del ejército saudita o de cualquier otro ciudadano extranjero que se estaba entrenando en Estados Unidos, sí nos enteramos del material despectivo que poseen 21 miembros del ejército saudí que están entrenando en Estados Unidos", declaró el fiscal. Según las autoridades, el 11 de septiembre de 2019, el día del 18º aniversario de los atantados terroristas en Nueva York y Washington, publicó un mensaje en las redes sociales diciendo que "la cuenta atrás ha comenzado".También publicó otros mensajes yihadistas antiestadounidenses y antiisraelíes en las redes sociales dos horas antes del ataque a la base aérea.De los 21 cadetes expulsados, "17 tenían contenido antiestadounidense o yihadista en las redes sociales", prosiguió Barr. Ninguno está acusado de haber sabido del ataque armado con anticipación, que según Barr fue motivado por "una ideología yihadista" y ha sido clasificado como un acto de terrorismo.

La Armada de Estados Unidos detuvo el entrenamiento de cientos de estudiantes de aviación de Arabia Saudita en varios lugares de entrenamiento después del mortal tiroteo. Algunos responsables de la Administración estadounidense han señalado que se espera que Estados Unidos concluya que el tiroteo en Pensacola es un acto terrorista, aunque todavía se sigue investigando.

Según funcionarios, Alshamrani fue anfitrión de una fiesta antes del tiroteo, en la que los asistentes vieron videos de matanzas masivas. Al parecer, poco antes de la agresión, Alshamrani envió mensajes en Twitter quejándose del apoyo estadounidense a Israel y acusando a los estadounidenses de ser antimusulmanes, según dijo a la AP el mes pasado una fuente oficial.