Sábado, 31 Octubre, 2020


Benedicto XVI exhortó a Francisco a no ordenar sacerdotes casados

Benedicto XVI exhortó a Francisco a no ordenar sacerdotes casados Benedicto XVI exhortó a Francisco a no ordenar sacerdotes casados
Eduardo Anchondo | Enero 13, 2020, 20:07

"La posición del Santo Padre sobre el celibato es conocida", declaró Bruni en un comunicado enviado a los periodistas, y recordó las palabras del Papa Francisco pronunciadas durante la rueda de prensa en el avión de regreso de Panamá, en la que dijo que "me viene a la mente una frase de San Pablo VI: prefiero dar la vida antes de cambiar la ley del celibato".

El Vaticano respondió este lunes a la defensa del papa emérito Benedicto XVI del celibato sacerdotal, sugiriendo que el papa Francisco estuvo de acuerdo con su predecesor en el principio, pero que podría haber ocasiones en que otros factores deben ser considerados.

La obra, coescrita con el cardenal guineano Robert Sarah, considerado uno de los jefes de la oposición conservadora a Jorge Bergoglio, saldrá a la luz a semanas de que Francisco publique su exhortación sinodal con las conclusiones del Sínodo amazónico de 2019 en la que podría incluir una apertura a la abolición del celibato para casos puntuales. No estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional, no. Solo habría alguna posibilidad en las áreas más remotas. "Solamente, quedaría alguna posibilidad en los puestos lejanísimos, pienso las islas del Pacífico... cuando hay necesidad pastoral, ahí el pastor debe pensar en los fieles".

La injerencia de Benedicto es extraordinaria dado que él prometió, al retirarse en el 2013, permanecer "oculto al mundo" y obedecer al nuevo Papa.

"Es urgente, necesario, que todos, obispos, sacerdotes y laicos, recuperen una mirada de fe sobre la iglesia y sobre el celibato sacerdotal que protege su misterio", afirman.

Los autores claramente anticiparon la potencial interpretación de su libro como una crítica al papa actual, e indicaron en su introducción escrita en coautoría que ellos son dos obispos que lo escribieron "con espíritu de obediencia filial, al papa Francisco".

Benedicto recuerda que "dado que el estado conyugal afecta a todo el hombre, y el servicio del Señor exige también el don total del hombre, no parece posible que se den simultáneamente ambas vocaciones".

Aunque el periodista italiano pone énfasis en apuntar que el grueso del texto corresponde a Sarah, mientras que sólo se da una "breve contribución" de Ratzinger, recuerda que "el celibato sacerdotal no es ni jamás ha sido un dogma".

"Proponemos establecer criterios y disposiciones de parte de la autoridad competente, en el marco de la Lumen Gentium 26, de ordenar sacerdotes a hombres idóneos y reconocidos de la comunidad, que tengan un diaconado permanente fecundo y reciban una formación adecuada para el presbiterado, pudiendo tener familia legítimamente constituida y estable", plantearon los participantes en el punto 111 del documento de 120 párrafos entregado al pontífice.

Benedicto, el primer sumo pontífice en renunciar en casi seis siglos, se dedicó inicialmente a una vida de contemplación y calma, pero con el tiempo se expresó cada vez más abiertamente sobre los temas importantes de la iglesia católica.