Lunes, 13 Julio, 2020


Will Smith se convierte en "Proyecto Géminis " (+Video) | En el Chisme

Will Smith se convierte en Will Smith se convierte en "Proyecto Géminis " (+Video) | En el Chisme
Eduardo Anchondo | Octubre 12, 2019, 00:33

Así presentaba el director de cine Ang Lee (Tigre y dragón, La vida de Pi.) su película Géminis a la audiencia en una proyección para 'influencers' previa a su estreno, en la que Smith, de 51 años, interpreta a una versión de él mismo con 23 años de edad creada mediante tecnologías digitales.

Por una parte está Henry, un veterano y experimentado asesino a sueldo. El equipo que trabajó los efectos especiales es el mismo que trabaja en las secuelas de Avatar.

Con el aire guasón y divertido que le caracteriza, Smith explicó que para encarnar al joven de Proyecto Géminis repasó sus primeros trabajos en el mundo del espectáculo cuando apenas era un novato.

Pero Jerry Bruckheimer, productor del largometraje, resaltó en este sentido la dificultad extra que supuso contar con alguien tan famoso y con una carrera tan longeva como la del estadunidense. Esta apuesta por la última tecnología en la creación de efectos visuales busca conseguir el mayor realismo posible tanto en la "clonación digital" de Smith como en las escenas de acción. Para dar empaque a la filigrana visual que plantea el filme, el director chino ha rodado en HFR (High Frame Rate), un avance tecnológico que cuadruplica el número de fotogramas por segundo que recibe el ojo del espectador, y también ha querido apostar por una tecnología 3D que, en vez de dar la sensación de innovar, empieza a oler a naftalina.

De ahí que Géminis sea un filme con diferentes formatos en función de las capacidades de los proyectores de las salas de cine que van desde las condiciones habituales con resolución 2K y 24 fotogramas por segundo hasta sesiones en 3D+ con los apabullantes 120 fotogramas por segundo.

Proyectada en su concepción máxima, esto es, en 3D, a 120 fotogramas por segundo y con una resolución en 4K Géminis pretende ser no solo una revolución tecnológica, sino una puerta abierta a una nueva forma de hacer y de ver el cine.

“Amé la idea filosófica de que nosotros plantamos las semillas de nuestra propia destrucción, realmente somos nuestro peor enemigo, tomamos decisiones en la vida que despiertan emociones, de las que no podemos culpar a nadie más y creamos esta batalla en la que intentamos sobrellevar nuestro karma.

Desconcertado descubrirá que quien lo persigue es un clon de él mismo 30 años más joven.