Miércoles, 08 Julio, 2020


La historia de superación que hay detrás del tenista Duckhee Lee

Lee con las manos en la cabeza Lee con las manos en la cabeza
Alejandro Castrejon | Agosto 20, 2019, 22:06

Diagnosticado con sordera a los dos años, no se rindió y quiso ser tenista profesional.

El ATP 250 de Winston Salem, un torneo que sirve de preparación para el US Open, último Grand Slam de la temporada que comienza el próximo lunes, tiene ya a su héroe: el surcoreano Duckhee Lee, el primer jugador sordo en ganar un partido ATP. "La gente se burló de mi por mi discapacidad. Me dijeron que no debería estar jugando", comentó el jugador, 212 del mundo, en una entrevista para los medios oficiales de la ATP, tras vencer al suizo Henri Laaksonen en primera ronda por 7-6 (4) y 6-1.

"Definitivamente fue difícil, pero mis amigos y familiares me ayudaron a superarlo".

En partido de la segunda ronda, Lee se enfrentará este martes al polaco Hubert Hurkacz, tercer cabeza de serie.

El surcoreano no puede escuchar las palabras del árbitro ni las señalizaciones de los jueces de línea cuando cantan una bola fuera. Únicamente se basa en señales y gestos que le transmiten desde el banquillo. Pero eso no es lo más complicado, sino que su principal hándicap es la falta de sensaciones al golpear la pelota con la raqueta. Peloteó con él en un acto en Corea donde estaba al ser imagen de la multinacional KIA. "Obviamente es una gran desventaja, por lo que poder hacer lo que está haciendo es un gran esfuerzo", comentaba, por su parte, Andy Murray. "La historia de Lee es una fuente de inspiración no sólo para los niños y los jóvenes jugadores, sino también para los jugadores profesionales", aseguraba por aquel entonces el manacorí, mensaje que acompañaba además con un tuit en su cuenta oficial. Sin embargo, intentaba expresar su alegría por el triunfo en Winston-Salem a través de las redes sociales. Lo hizo con la ayuda de su novia Soopin.

Duckhee Lee se mueve por los torneos con una aplicación para traducir en su teléfono móvil. "Todo lo que pasa aquí es divertido", sentencia.