Sábado, 07 Diciembre, 2019


Tumbas en el Vaticano donde buscaban a Emanuela Orlandi están vacías

Aumentaron las esperanzas cuando se encontraron unos huesos en la Embajada del Vaticano en Roma en octubre del año pasado pero resultaron ser de hace más de 50 años Vaticano abrirá tumbas en busca de joven desaparecida en 1983
Orlondo Matamoros | Julio 11, 2019, 17:21

Las tumbas del Vaticano donde se buscaban los restos de Emanuela Orlandi resultaron estar vacías.

La propia familia Oralndi había hecho el pedido de investigar una tumba del cementerio alemán luego de que Sgrò recibiera una carta de una fuente que mantiene en secreto con indicaciones de "investigar al ángel", en referencia a una de las lápidas del lugar.

Los sepulcros se encuentran en el Cementerio Teutónico, una zona del Vaticano que corresponde al lugar en el que estuvo el llamado Circo de Nerón, lugar de martirio para muchos de los primeros cristianos, que pasó posteriormente a ser propiedad de una fundación alemana.

Sgró y el hermano de la joven desaparecida, Pietro Orlandi, mostraron su sorpresa y decepción al comprobar que las dos sepulturas estaban vacías y nadie, tampoco la familia de las dos princesas, estaba al corriente de dónde se encuentran los cuerpos.

Según anunció la Santa Sede, las tumbas abiertas son la llamada "Tumba del Ángel", en la que estaba supuestamente enterrada la princesa Sofía von Hohenlohe, fallecida en el 1836 y la adyacente, atribuida a la princesa Carlotta Federica de Mecklenburgo, fallecida en el 1840.

En busca de una joven perdida en 1983, el Vaticano abrirá dos tumbas.

Trabajos de prospección de la sepultura en busca de los restos de la menor desaparecida. Su familia siempre ha sospechado que se encontraba enterrrada en el cementerio de la Santa Sede. Se ha señalado a mafiosos, a la Iglesia e incluso al turco Ali Agca, que en 1981 atentó contra el papa Juan Pablo II.

La familia de la adolescente nunca ha perdido la esperanza de hallarla con vida. Pietro Orlandi, el hermano de Emanuela, agradeció públicamente este gesto. Salía de la escuela de música de San Apolinar, en el centro de Roma, y desde entonces nada se sabe de su paradero. Hallaron allí centenares de huesos de cadáveres que databan de hacía más de dos siglos, pero no había rastro de la menor desaparecida. El interés por el caso se reavivó en octubre de 2018, con la aparición de los huesos de dos mujeres sin identificar, aunque finalmente la Fiscalía de Roma determinó que aquellos restos óseos eran anteriores a 1964.

Los restos pertenecían a una mujer de unos 30 años, y según una de las hipótesis podía tratarse de Orlandi, quien habría sido mantenida en cautiverio hasta cumplir esa edad; sin embargo, un posterior análisis de ADN descartó esa posibilidad.

La exhumación de las tumbas localizadas en las murallas del Vaticano se llevará a cabo este jueves luego que la familia Orlandi haya solicitado a la fiscalía la apertura de éstas.