Jueves, 16 Setiembre, 2021


Dos nuevos casos de ébola en Uganda de ciudadanos congoleños

El personal médico que trata el ébola debe usar trajes de protección El personal médico que trata el ébola debe usar trajes de protección
Orlondo Matamoros | Junio 13, 2019, 09:57

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que un niño de cinco años tiene el virus del ébola en Uganda.

La confirmación del caso fue hecha por el Instituto de Virus de Uganda.

"Al niño se le detectó el ébola en Kasese la víspera y falleció durante la noche en la unidad de cuarentena", dijo un responsable del ministerio ugandés de la Salud.

En previsión de una posible expansión del brote de ébola en RDC a Uganda, las autoridades habían vacunado a cerca de 4.700 trabajadores sanitarios en 165 instalaciones, incluida en la que quedó hospitalizado el niño.

Los pasos fronterizos entre la RDC y sus países vecinos se han reforzado desde el comienzo de la epidemia y más de 65 millones de personas han sido controladas en estos más de 10 meses.

Este lunes, 14 miembros de esta familia intentaron cruzar de vuelta a Uganda, pero 12 de ellos ya padecían síntomas, por lo que en el control fronterizo de Kasindi no les dejaron pasar, según la información del Ministerio de Sanidad congoleño. "Mientras esperaban a su traslado al centro de tratamiento de ébola en Beni, seis personas abandonaron el centro de aislamiento en Kasindi y atravesaron la frontera para ir a Uganda", detalló.

No se ha determinado con precisión cuándo entró el niño a Uganda. El virus puede expandirse rápidamente al contacto con los fluidos corporales de los infectados y puede llegar a ser letal en más del 90% de los casos. Dos familiares se sometieron a las pruebas de la enfermedad tras mostrar síntomas y los resultados se esperan para el miércoles.

El anuncio pone más presión a la Organización Mundial de Salud para que declare al brote del ébola como una emergencia mundial de salud.

Aunque había habido alertas previas sobre posibles contagios, esta es la primera vez que se confirma un caso en Uganda desde que se declaró el brote de la vecina República del Congo, que ha causado 1.390 muertos (1.296 confirmados en laboratorio) dentro de 2.062 contagios (1.968 confirmados), según el último recuento oficial.

Casi dos años después, en enero de 2016, la OMS proclamó el fin de esa epidemia, en la que murieron 11 mil 300 personas y más de 28 mil 500 fueron contagiadas, cifras que, según esta agencia de la ONU, podrían ser conservadoras. Un comité de expertos de la OMS decidió en dos ocasiones que el brote, aunque "profundamente preocupante", no era todavía una emergencia de ese tipo.